Vídeo: El Mobile World Congress celebrado el pasado año en Barcelona - ATLAS

El Mobile World Congress amenaza con irse de Barcelona

El jefe del grupo que lo organiza no garantiza que la edición de 2019 vaya a celebrarse en la ciudad condal

Actualizado:

John Hoffman, el consejero delegado de la GSMA, ha expresado su preocupación por la situación de Cataluña durante la reunión del patronato de la fundación Barcelona Mobile World Capital (MWC). La «seguridad y estabilidad política» son necesarias para el desarollo del evento por lo que no descartaría la opción de cambiar de sede en 2019 si no se pudeira garantizar el futuro.

Hoffman lanzó este mensaje ayer en la capital catalana coincidiendo con la huelga general que colapsó la red viaria y ferroviaria según han confirmado a Efe fuentes cercanas a la Mobile World Capital (MWC), en la línea de lo avanzado hoy por La Vanguardia.

El directivo de la asociación que organiza el Mobile insistió en que la próxima edición del MWC, que tendrá lugar entre el 26 de febrero y el 1 de marzo de 2018, está garantizada y que los preparativos van a buen ritmo, pero que el evento necesita un equilibrio de cara a próximas ediciones.

Estas mismas fuentes han apuntado que Hoffman lanzó «un aviso» que se suma al realizado el pasado octubre por GSMA quien aseguró en un escueto comunicado que está «monitorizando la situación en España y en Cataluña y evaluando cualquier impacto potencial para la Mobile World Capital y el Mobile World Congress».

En el patronato de la Mobile World Capital se encuentran, entre otros, las administraciones públicas, la Fira, la GSMA y algunas de las principales empresas del sector.

La asociación que agrupa a los operadores de telefonía tiene un acuerdo con los socios del evento en Barcelona para que la sede del Mobile se quede en la capital catalana hasta el año 2023.

El año pasado, el Mobile World Congress registró un nuevo récord de visitantes, con 108.000 profesionales, y se estima que su impacto económico se situó en torno a los 465 millones de euros.

Se trata de un evento que el año pasado generó 13.200 puestos de trabajo temporales y que dinamiza la economía de Barcelona y su área metropolitana durante los días en que se celebra.

La organización de la GSMA siempre está atenta a cualquier tipo de conflicto que incida en este evento, y en los últimos años las huelgas en el servicio de metro han provocado el malestar de la organización del congreso.