La madre del terrorista huido: «Creemos que ha habido una cabeza más grande que les ha lavado»

Ghanno Gaanimi ha acudido hoy a la concentración de vecinos musulmanes en Ripoll para pedir la paz

Actualizado:

La madre de Younes Abouyaaqoub –en busca y captura y posible conductor de la furgoneta del atentado en Barcelona– ha pedido este sábado a su hijo que se entregue porque es mejor que esté preso a que muera, y ha rechazado los asesinatos.

Lo ha declarado a los periodistas su madre, Ghanno Gaanimi, durante una concentración de vecinos musulmanes este sábado por la tarde en el centro de Ripoll para pedir paz.

Junto a ella, una familiar ha traducido sus palabras: »Que venga a verla, que venga con ella, que no haga esto, que ella no tiene culpa de nada de esto».

«Que vaya a la policía, que se entregue, que prefiere que esté en la cárcel a que esté muerto, que ella no quiere que maten a los demás, porque son personas» y porque el Islam no habla de matar, ha añadido.

Una prima de Younes Abouyaaqoub

La traductora –que se ha presentado a los periodistas como prima de Younes Abouyaaqoub y también familiar de los hermanos Hychami, abatidos durante el ataque en Cambrils–, ha hablado también a título personal, y ha respondido con un «nada» al preguntársele si tenían algún indicio de que quisieran atentar.

Para ella, «eran unos chicos tan normales como todo el mundo. Rezaban, pero no tenía nada de malo seguir su religión».

Ha añadido que llevaban una vida normal: «Tenían sus vacaciones, iban a ir a Alemania; es lo que habían dicho», y cada año se iban de vacaciones.

Fuera «en los últimos meses»

Y ha explicado: «Ellos últimamente no estaban mucho aquí porque es verano y los chicos lo que hacen normalmente es ir a la playa», ya que viven y trabajan en la población, pero también están fuera; sobre todo, en los últimos meses, ha matizado textualmente.

«Nunca dices que tu hijo o tu familiar iba a hacer esto», y ha interpretado que alguien debió de influirles negativamente aprovechando su juventud.

«Creemos que aquí ha habido una cabeza más grande que les ha lavado» el cerebro, ha declarado.

«Eran todos un grupo»

«Eran todos un grupo. No son chicos de beber ni de fumar. Tenían sus coches. Iban bien vestidos. No son gente a la que les faltara dinero porque todos trabajan; los menores estudian», ha defendido.

Además ha hecho declaraciones la hermana de Mohamed y Omar Hychami, muertos en Cambrils: «Es mentira, se han equivocado, no son ellos. Ellos están de viaje. Y todavía estoy esperando que no sean ellos».

Rechazo de los familiares a los atentados

Otras dos mujeres, que se han identificado como la madre y la hermana de otro de los presuntos terroristas, Mohamed Hychami, abatido en Cambrils (Tarragona, también han acudido a la concentración y han explicado que todos están «rotos de dolor» y que «les ha caído el mundo encima al saber la noticia», ya que no sospechaban «absolutamente nada».

«Eran unos chicos muy normales», han indicado ambas mujeres, que han explicado que en ocasiones iban a Vic (Barcelona) o a la capital catalana «como todos los jóvenes de esta edad», aunque nunca sospecharon que pudieran estar radicalizándose.

Hasta la plaza del municipio también se ha acercado Mounir Laghmiri, un hombre de 27 años que forma parte de la comunidad islámica Annur y que conocía a los jóvenes que ahora buscan y acusan de ser los presuntos autores de los atentados de esta semana en Cataluña.

Laghmiri ha revelado que los conocía, aunque tampoco los veía mucho, ya que no formaban parte «del mismo grupo de amigos», pero que los saludaba y que «nunca hubiera pensado esto de ellos», ha dicho.

El joven también ha explicado que ni los jóvenes ni el imán habían mostrado nunca ningún tipo de radicalización, ya que si el primero hubiera tenido «un discurso radical desde la comunidad no se le hubiera permitido, nadie lo aceptaría».

Mounir Laghmiri, pese a todo lo ocurrido, ha querido estar presente esta tarde en la concentración organizada por la comunidad Annur, en la que se ha guardado un minuto de silencio por las víctimas del atentado.

Laghmiri considera que el colectivo musulmán debe demostrar que «el islam no tiene nada que ver con este tipo de actos» y que «los que cometen actos terroristas son personas que interpretan las cosas mal».