Jordi Pujol evoluciona favorablemente de la neumonía que le mantiene hospitalizado

El expresident de la Generalitat, de 87 años, no tiene ya presencia en la vida pública. Los médicos confían en poder darle el alta después de fin de año

Actualizado:

El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol (87 años) se encuentra hospitalizado desde el pasado día 26 de diciembre en la clínica Sagrada Familia de Barcelona por una fuerte neumonía y los médicos confían en poder darle el alta después de fin de año. En un comunicado emitido por la clínica este sábado se informa de la evolución favorable del paciente, mantiendo el pronóstico reservado.

Según ha podido saber ABC, «no existe riesgo» y el político catalán se encuentra fuera de peligro, aunque la avanzada edad del «expresident» obliga a ser cautos a la hora de hablar de su salud. «Él es fuerte como un roble», afirman fuentes cercanas al político. El motivo del ingreso no fue ningún ataque, sino que, como ha explicado la familia, se encontraba mal y acudieron a Urgencias por precaución.

En la mañana de este sábado ha recibido la visita de su mujer, Marta Ferrusola, y de su hijo Oriol. Han acudido andando desde su residencia en la Ronda del General Mitre, a pocos metros de la clínica. El «expresident», que ha pasado su tercera noche en el hospital, se encuentra más animado y ha pedido que le llevaran el periódico.

Pujol se encuentra alejado de la vida pública desde las investigaciones judiciales de la fortuna del clan Pujol. El 25 de julio de 2014 reconoció en un comunicado haber ocultado a la Hacienda Pública durante 34 años «dinero ubicado en el extranjero» procedente de una herencia familiar. Concretamente, en Andorra.

Desde entonces el político convergente tan solo se ha dejado ver en sus comparecencias en el Parlament y ante la Justicia. Precisamente, su hijo mayor, Jordi Pujol Ferrusola, ha salido de prisión esta semana tras depositar una fianza de 500.000 euros.