La ficha policial del médico fugado tras ser condenado por abusar de su hija
La ficha policial del médico fugado tras ser condenado por abusar de su hija - GUARDIA CIVIL

Ingresa en prisión el pederasta fugado tras ser condenado por abusar de su hija

El fugitivo, de 63 años, fue detenido ayer en Palafrugell (Gerona)

BARCELONAActualizado:

El juzgado de guardia de La Bisbal d'Empordà ha decretado el ingreso en prisión del fugitivo que se fugó en 2014 tras ser condenado por abusos sexuales continuos a su hija de siete años.

El hombre, detenido ayer en Palafrugell (Gerona), pasó a disposición judicial y el juzgado ha ordenado su encarcelación, cumpliendo así la petición de la Audiencia de Barcelona que había ordenado su captura, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

Los Mossos d’Esquadra y la Policía Nacional detuvieron ayer al fugitivo. Estaba huido de la Justicia desde 2014, cuando fue condenado a 15 años de cárcel por agresiones sexuales continuadas a su hija de siete años. El hombre tenía una orden de detención e ingreso en prisión emitida por la Audiencia Provincial de Barcelona, que estaba vigente desde 2014.

El fugitivo, de 63 años y nacionalidad española, había trabajado en el servicio médico de la Dirección General de la Policía.

Un equipo conjunto de la Policía Nacional y los Mossos había trabajado en varias líneas de investigación, entre ellas la posibilidad de que el hombre estuviese residiendo en un país extranjero. Se pensaba, sobre todo, en algún país de América Central o de América del Sur.

Sin embargo, desde 2016, los investigadores obtuvieron diversas informaciones que situaban el fugitivo en Cataluña. A partir de entonces, se abrió una nueva línea de investigación. Las pesquisas dieron un giro. Su imagen, además, se publicó durante unos meses en el portal «EU Most Wanted». Durante todos estos meses, los agentes de ambos cuerpos policiales han trabajado conjuntamente para poder localizar al hombre que había abusado reiteradamente de su hija.

Ropa de camuflaje

Los acontecimientos se precipitaron ayer por la mañana. Los agentes se desplazaron a Palafrugell y allí le dieron caza. El fugitivo estaba viviendo en esta localidad gerundense, en la casa de un familiar de la que salía en muy pocas ocasiones, y siempre tratando de hacerlo lo más discretamente posible.

El fugitivo se preocupaba mucho de tomar precauciones para no ser descubierto. Habitualmente ocultaba su cara con gafas, barba, bufanda y gorra, según informaron los cuerpos policiales.