CATALUÑA

Gobierno y Generalitat chocan por la gestión de los peajes

El consejero catalán de Territorio y Sostenibilidad anuncia que las barreras se podrían levantar en 2019 y De la Serna lo descarta

Rull y De la Serna, ayer en el Centro de Control de Rodalies
Rull y De la Serna, ayer en el Centro de Control de Rodalies - EFE
A. CABEZA Barcelona - Actualizado: Guardado en: España Cataluña

Nueva polémica entre Gobierno y Generalitat, en este caso con los peajes de las autopistas como protagonistas. El máximo responsable de la consejería catalana de Territorio y Sostenibilitat, Josep Rull, avanzó ayer que Cataluña está preparada para poder llegar a levantar las barreras de todas las autopistas –sean propiedad del Estado o de la Generalitat– en 2019 a cambio de implantar un modelo basado en la «euroviñeta» y, pocas horas después, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna dejó claro que el Gobierno no contempla el nuevo modelo.

Rull presentó ayer por la mañana al Grupo de peajes su propuesta de nuevo modelo, basado en el sistema de viñeta que ya se utiliza en Austria y que Alemania también empezará a usar. Ésta fórmula, que podría implantarse desde enero de 2019, funciona como una tarifa plana y con ella los conductores podrían pagar ente 40 y 110 euros anuales para usar todas las autopistas que circulan por territorio catalán. Los vehículos eléctricos, por otra parte, tendrían na bonificación del 100% de la tasa.

Rull defiende que con este modelo el Govern podría ahorrar unos 300 millones de euros anuales –que actualmente se destinan a pagar peajes a la sombra, a las bonificaciones y al mantenimiento de las vías rápidas. De contar con el consenso, la ley de este modelo se tramitaría el año que viene.

Horas después, y desde Cataluña, el ministro De la Serna se mostró abierto a dialogar con la Generalitat «de lo que haga falta» pero descartó que el Gobierno se esté planteando aplicar la «euroviñeta» porque no gusta al Ejecutivo y porque de implantarla se tendría que hacer por igual en todo el país. «Aquí tenemos carreteras que dependen del Estado y las decisiones sobre ellas las tiene que tomar el Gobierno», sentenció.

Mejoras ferroviarias

Dejando este tema de lado, De la Serna y Rull coincidieron en el Centro de Control de Tráfico Centralizado de Rodalies, en la estación de Francia de Barcelona. Allí, el ministro anunció que ya se ha licitado la ampliación de las vías de la estación de Sants para aumentar de manera inminente su capacidad, además de las obras en 39 estaciones –con una inversión de 100 millones de euros– y de mejoras de velocidad en velocidad en la R3 y R15.

Toda la actualidad en portada

comentarios