La madre Dafne Ungerer frente al colegio Josep Guinovart, de Castelldefels
La madre Dafne Ungerer frente al colegio Josep Guinovart, de Castelldefels - ABC

Donde el bilingüismo es posible

Los colegios Josep Guinovart, de Castelldefels, y El Pinar de Nuestra Señora, de Sant Cugat, imparten más castellano en casi todos sus cursos desde hace años «sin alterar el modelo educativo ni la paz social»

BARCELONAActualizado:

Ajenos a la actual contienda política en Cataluña por el uso del castellano en las aulas, dos colegios de esta comunidad, el Josep Guinovart, ubicado enCastelldefels (Barcelona), y El Pinar de Nuestra Señora, en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), llevan casi dos años impartiendo más clases en español en prácticamente todas las etapas educativas sin «alterar la normalidad». Su ejemplo es la muestra de que es posible equilibrar el uso de las dos lenguas oficiales en la enseñanza «sin romper la convivencia» ni «la esencia del modelo lingüístico vigente».

En ambos colegios se imparten más materias en castellano por dictado judicial –concentran la mayoría de las sentencias que obligan a que como mínimo el 25 por ciento de las asignaturas se reciban en esta lengua– y en el caso de Castelldefels se aplica, de facto, «la doble vía lingüística», es decir en 3º, 4º y 5º de Educación Primaria hay dos clases por curso, una en la que se aplica el 25 por ciento de castellano, y otra en la que se cumple estrictamente con la inmersión, es decir todas las clases se imparten en catalán excepto la de Lengua Extranjera y Lengua Castellana.

«Son la prueba de que el catalán y el castellano conviven perfectamente como lenguas de uso y que no hace falta romper abruptamentel modelo para devolver al castellano su papel de lengua vehicular», afirma en declaraciones a ABC, Ana Losada, portavoz de la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB), entidad que ha asesorado a los padres de este centro que piden más castellano durante todo el proceso.

Inicios «convulsos»

Pese a que el nuevo régimen lingüístico impuesto por las sentencias en estos colegios ya ha cuajado, las familias y algunas fuentes del sector educativo reconocen en declaraciones a este diario que los inicios fueron «convulsos». Tras conocerse los fallos judiciales, que obligaban a las direccciones de los dos colegios a impartir más castellano a los alumnos solicitantes, y, por extensión al resto de estudiantes que comparten aula con ellos, políticos y comunidad educativa se alzaron en defensa de la inmersión.

En el caso de Castelldefels, tal como avanzó ABC en su edición del día 19 de julio de 2017, la polémica saltó al ámbito político y, a raíz de la situación en el colegio Josep Guinovart, el Ayuntamiento, con el apoyo del PSC, presentó una moción en defensa de la escuela en catalán. También en Sant Cugat, donde se encuentra el otro centro que imparte más castellano, el consistorio se posicionó en contra de la aplicación de las sentencias.

Sin embargo, la polémica, que en aquel momento se amplificó a través de las redes sociales, se fue apagando y hoy ambos centros aplican las sentencias «con normalidad», segun precisan fuentes próximas a las citadas escuelas. La situación más excepcional es la del CEIP Josep Guinovart de Castelldefels. De hecho, es la única escuela pública de Cataluña que ha reforzado el uso del castellano en casi todas sus aulas. Solo dos cursos, tercero de Educación Infantil (P3) y sexto de Educación Primaria, mantienen intacto el modelo lingüístico de inmersión, es decir, imparten todas las clases en catalán.En P3, sin embargo, algunas familias están a la espera de que la justicia les conceda las mismas medidas cautelares.

Doble vía lingüística

En el último curso de Educación Infantil (P5) y en 1º y 2º de Primaria hay una sola línea con el 25 por ciento más de castellano, mientras que en 3º, 4º y 5º de Primaria se han creado dos líneas, una con inmersión en catalán y otra con el refuerzo de español, lo que se conoce como doble vía lingüística.

La escuela no ha tenido otra opción que cumplir los fallos (unos 15 en total, que afectan a unos 30 alumnos), aún temiendo que eso pudiera alterar la convivencia escolar, aunque, según reconocen las familias, «tras meses de funcionamiento del modelo casi han desaparecido las tensiones». Desde la dirección del colegio niegan que haya habido conflicto social.

En el colegio El Pinar de Nuestra Señora también hay varios cursos afectados por las sentencias. Cuatro nuevos fallos del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), con fecha de finales de 2017 pero que trascendieron la pasada semana, conceden el 25 por ciento de castellano a otros cinco alumnos de esta escuela, donde prácticamente toda la segunda etapa de Educación Infantil (de P3 a P5) se imparte en castellano. En total, según precisaron las familias afectadas, hay unos 10 estudiantes afectados por las sentencias en este centro, donde la presencia de esta lengua, cooficial en Cataluña junto al catalán, ha aumentado de forma notable en la mayoría de los cursos de Primaria.

Sensibilidad del centro

Según las citadas fuentes, en este momento se imparten hasta cinco asignaturas en castellano en las clases afectadas por los fallos. Las familias que solicitaron más bilingüismo para sus hijos celebran , en declaraciones a ABC, la «sensibilidad» demostrada por la dirección de esta escuela con respecto a sus reivindicaciones. «Desde un primer momento nos entendieron y eso es de agradecer en un contexto como el actual», precisan los padres.