EFE

Dinamarca planta a Puigdemont en la inauguración de su «embajada»

El presidente de la Generalitad denuncia la falta de alternativas del Gobierno en un acto sin autoridades

COPENHAGUEActualizado:

El presidente del gobierno catalán, Carles Puigdemont, ha asegurado, en un acto de apertura de la delegación del Govern en los Países Nórdicos sin autoridades locales, que el Ejecutivo central no le ha dejado otra alternativa a Cataluña que elegir entre independencia o una autonomía "vacía de contenido".

"No hay más alternativas, porque el Gobierno español ha rechazado de forma sistemática ofrecer otras", ha dicho Puigdemont en referencia a la consulta soberanista del próximo 1 de octubre durante un discurso en Copenhague, sin asistencia de miembros del Ejecutivo danés.

Puigdemont ha sostenido que una Cataluña independiente estaría "más cerca de sus ciudadanos" y permitiría construir "un marco político mas democrático, una sociedad mejor y mas sostenible", y puso como ejemplo para un futuro estado la actuación de los Mossos D'Esquadra en los recientes atentados en Barcelona y Cambrils.

"La respuesta de la policía catalana a los ataques terroristas de hace dos semanas muestra que estamos listos para asumir nuestra responsabilidad, tanto dentro del país como a nivel internacional, en cuanto a nuestro compromiso con la seguridad", ha dicho en una intervención en inglés con una parte en catalán.

Puigdemont ha agradecido el "interés" y el "apoyo" mostrado por diputados de los países nórdicos en el proceso catalán. El Parlamento danés aprobó en mayo de 2015, cuando gobernaba el centroizquierda, una declaración en la que apoyaba un diálogo "democrático y pacífico" entre el Gobierno español y el Ejecutivo regional de Cataluña en relación con el proceso soberanista catalán.

Tanto el presidente como el conseller de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia, Raül Romeva; y la delegada del Gobierno en los Países Nórdicos, Francesca Guardiola, han resaltado que la nueva oficina de representación catalana pretende ser "un puente" en el marco cultural, económico y en otras áreas.

Las intervenciones de los tres representantes formaron parte de un programa que incluyó también la actuación de la colla castellera Xiquets de Copenhague, del estudiante sueco-catalán del Conservatorio del Liceo de Barcelona, Fredrik Stand; y una lectura literaria a cargo de la actriz danesa Marie Tourell Sødeberg.

Al acto acudieron un centenar de personas, incluyendo diputados nórdicos, funcionarios del ministerio de Asuntos Exteriores danés y miembros de la comunidad catalana. Un portavoz de la Generalitat ha explicado a Efe que no se había invitado a ningún representante del Gobierno danés porque no es usual en este tipo de actos.

Con la de Copenhague son doce las delegaciones del Govern en el exterior, que incluyen a la Unión Europea (UE), Reino Unido e Irlanda, Francia, Alemania, Estados Unidos, Canadá y México; Austria, Italia, Portugal; Ginebra; Polonia y países bálticos, y Croacia y los Balcanes.