Un momento de la presentación de las jornadas
Un momento de la presentación de las jornadas - ABC

Buenos Aires gastronómico en Barcelona

La cocina de la capital argentina desembarca esta semana en la ciudad

BARCELONAActualizado:

La cocina porteña inunda esta semana la capital catalana con una secuencia de la casquería de la vaca, a cargo del chef Dante Liporace, una masterclass de Germán Martitegui en el CETT y el fin de fiesta argentina como país invitado en Tast a la Rambla, con el chef Martín Milesi, la sumiller Paz Levinson y 9 Reinas

El próximo 17 de junio, Buenos Aires y Barcelona estarán más cerca gracias a la nueva línea aérea Level, que unirá la capital argentina y la catalana con tres frecuencias semanales. La ruta se incrementrá en vuelos con Norwegian, que también ha anunciado operaciones desde Barcelona con Buenos Aires. Como entremés de este singular puente aéreo, la gastronomía de Buenos Aires desembarca esta semana en Barcelona de la mano de los chefs argentinos Germán Martitegui, Dante Liporace, Martin Milesi o la sumiller Paz Levinson, junto a los restaurantes 9Reinas, ubicados en la capital catalana y especializados en carnes del país sudamericano.

La muestra de la nueva cocina porteña de esta ciudad-país de 16 millones de habitantes, arrancó el martes con la presentación del menú "Secuencia de la vaca" en el restaurante Bravo, de Carles Abellán, en el que el cocinero Dante Liporace elabora platillos que van más allá del tradicional bife a la parrilla, a base de la casquería con toda clase de partes de las reses, de la cabeza a la cola.

La casquería, término culinario que se usa para aludir a las entrañas y despojos de un animal, es tan apreciada como rechazada. La propuesta gastronómica bonaerense se antoja una espectáculo, ya que el menú, regado por caldos argentinos de la Bodega Catena Zapata con vides de la provincia de Mendoza, a los pies de la cordillera andina, incluye unos fideos de arroz con seso, jugo de ossobuco y tomates asados, provoleta de crottin (intestinos) y manzana con café, ragú de lengua, carrrillera y criadillas crocantes o mollejas y chinchulín con puré de limón, salsa criolla y parmesano.

Dante Liporace no es un desconocido entre los profesionales de Cataluña. Llegó a Barcelona en 2003 para ejercer en restaurante Maskana, donde estuvo tres años, y en 2007 entró a trabajar en el Bulli de Ferran Adrià, para regresar dos años después a Argentina y montar sus propios restaurantes. Ahora prepara la casquería del “sagrado animal de las pampas” que evolucionó desde las vacas españolas y luego las inglesas, con la cocina bonaerense, que es una fusión de diferentes sabores inmigrantes: españoles, italianos, árabes, judíos, asiáticos o latinoamericanos, surgiendo algo nuevo con una identidad cultinaria singular.

Germán Martitegui, chef del Tegui de Buenos Aires, incluido entre los 50 mejores restaurantes del mundo y noveno entre los latinoamericanos, cocinará este miérciles en la escuela formativa de hostelería y turismo CETT de Barcelona, donde ofrecerá una clase magistral a partir de la vasta despensa de su país que él denomina Tierras: vegetales del norte y patagónicos, frutos del mar y todo ello compaginado con el horno de barro y otros fuegos. Martigegui cocinará ñandú (tipu de avestruz sudamericana) sobre amaranto fermentado y ostra a la parrilla con salicornias y agua de mar.

El chef Martín Milesi y la sumiller Paz Levinson estarán del 8 al 11 de junio en la fiesta gastronómica "Tast a la Rambla", donde la cadena de restaurantes 9Reinas ocupará un puesto en el que ofertará en una de las principales vías de la capital catalana entrecot argentino con espuma de boniato y la tradicional empanada de carne.