Cataluña

Los asesinos de Cataluña tenían decenas de bombonas de butano para atentar

Al menos doce individuos formaban la célula: siete están muertos y cuatro detenidos, uno de ellos herido. El autor del atropello puede seguir huido

Los asesinos de Cataluña tenían decenas de bombonas de butano para atentar

La célula yihadista de Cataluña tenía decenas de bombonas de butano en la casa okupada de Alcanar (Tarragona) en la que se produjo la explosión que costó la vida a dos de sus miembros, heridas a otro más y, según la hipótesis de los investigadores, precipitó un ataque terrorista a la desesperada del resto de sus miembros, que estaban convencidos de que más pronto que tarde los Mossos d’Esquadra iban a llegar hasta ellos.

Por tanto, como ya informó ayer ABC, el plan terrorista era mucho más amplio del que finalmente se llevó a cabo e iba a ser perpetrado por al menos doce individuos: los dos que murieron en la casa de Alcanar y el herido en ese mismo suceso; los cinco yihadistas que fueron abatidos en Cambrils por los Mossos d’Esquadra, y los cuatro detenidos hasta el momento.

La vivienda en la que se produjo la explosión fue cuidadosamente elegida por los terroristas, que se aprovecharon de que está situada en un lugar aislado a salvo de miradas indiscretas. Los yihadistas llevaban meses planeando el ataque y habían hecho en la casa un habitáculo para preparar los artefactos explosivos, según se ha podido comprobar ahora. Por tanto, esta vivienda de Tarragona jugó el mismo papel que la casa de Morata de Tajuña en los atentados del 11-M.

Hasta esa vivienda se llegó porque una de las furgonetas utilizadas por los terroristas había sido alquilada por el herido en la explosión en la misma. Por el momento, se desconoce si uno de los muertos en los sucesos de Cambrils podría ser el conductor de la furgoneta, algo que no confirmaron fuentes oficiales. Cuestión distinta es que entre los yihadistas abatidos estaba Moussa Oukabir, el menor de 17 años que pudo alquilar alguna de las tres furgonetas utilizadas por los terroristas con documentación a nombre de su hermano Driss, igualmente detenido. Algunas fuentes aseguraron que era el conductor, pero ese extremo no está confirmado, por lo que el autor material podría seguir huido.

Con este esquema, siempre según las fuentes consultadas por ABC, todo apunta a que el plan primitivo de la célula era cargar con artefactos explosivos las tres furgonetas que alquilaron, bien para hacerlos estallar en las Ramblas o en algún otro objetivo. La Policía francesa investiga ahora si dos terroristas con un vehículo, una Renault Kangoo, que aún no está localizado, han podido cruzar la frontera.

En cuanto al autor material del atropello, las fuentes consultadas creen que puede estar relacionado con el suceso de la avenida Diagonal de Barcelona, en el que resultó muerto un hombre tras saltar su automóvil uno de los controles de los Mossos en la salida de la ciudad. Según algunas fuentes, este individuo pudo secuestrar en su huida utilizando un arma blanca al conductor de un coche, al que habría obligado a sentarse en el asiento trasero.

Una vez al volante de ese vehículo, el terrorista se habría topado con el control policial, que decidió saltarse arrollando a dos mossos, de los que uno, una agente, resultó con rotura abierta de fémur. El compañero abrió fuego contra el coche, que recibió diez impactos.

Poco después, el vehículo era localizado en Sant Just Desvern, a cuatro kilómetros del lugar del incidente. Los agentes comprobaron que dentro había una persona muerta, si bien no se acercaron al automóvil por si estaba cargado de explosivos. En el primer momento, se pensó que este hombre había perdido la vida por los disparos de los agentes. Cuando dos horas después los Mossos accedieron al coche, vieron que el hombre había muerto acuchillado. La hipótesis es que el conductor asesino lo pudo matar en su huida para evitar que lo pudiera identificar.

Un testigo del suceso asegura que un hombre con aspecto árabe y que, según su percepción hablaba en ese idioma, bajó del coche a la carrera, aunque las fuentes consultadas mantienen prudencia sobre este extremo.

En cualquier caso, las informaciones, protegidas por la lógica reserva, continuaron siendo confusas a lo largo de todo el día de ayer. A primeras horas de la tarde trascendía que se habían dictado cinco órdenes de busca y captura con las identidades correspondientes, aunque posteriormente se supo que al menos cuatro de los identificados estaban entre los cinco muertos en Cambrils. Entre ellos, Moussa Oukabir, al que se atribuyó en principio la conducción de la furgoneta asesina, hipótesis que posteriormente fue puesta en cuestión por algunas fuentes. El resto son Omar Hychami, nacido en Marruecos, de 21 años; ElHoussaine Abouyaaqoub, marroquí de 19 años; Said Aallaa, marroquí de la misma edad que el anterior, y Mohamed Hychami, nacido en Marruecos hace 24 años. Algunos de ellos tienen antecedentes por delitos menores, pero por el momento no se ha detectado ninguna relación con ambientes radicales musulmanes.

En el transcurso de la investigación ha resultado determinante el seguimiento del rastro de tres furgonetas: la primera, con la que se cometió el atentado en Barcelona, la que se recuperó en Vic (Barcelona), y la última en Cambrils, en la que se hallaron varios cuchillos y un hacha en el interior.

Si en Barcelona la Policía autonómica no pudo impedir el brutal atropello, en Cambrils, fruto en buena parte de la pericia de los agentes, se frustró otra tragedia, aunque ayer se conocía la muerte de una mujer de origen aragonés acuchillada en la cara por uno de los terroristas. Según relató el máximo mando policial de los Mossos, el mayor Josep Lluís Trapero, un coche con cinco terroristas a bordo, tras embestir a varios peatones, arrolló en una rotonda a una patrulla de los policías autonómicos. A consecuencia del choque, el coche de los asesinos volcó.

Al salir de su interior con cuchillos y machetes y con intención homicida, un único agente de los Mossos, con un arma larga, abatió a cuatro de ellos. Trapero mostró su solidaridad con el agente: «Matar a cuatro personas, pese a que seas un profesional, no es una cuestión fácil de digerir». El quinto terrorista, que logró escapar, fue muerto a tiros posteriormente. Los cinco terroristas abatidos en Cambrils llevaban cinturones con explosivos que resultaron ser simulados, según explicó el mayor.

Ya durante la jornada de ayer, las parejas de dos de los detenidos en Ripoll, Driss Oukabir y Sahal el Karib, negaron que alguno de ellos estuviese implicado en los atentados de Barcelona y Cambrils. La novia del primero de ellos, a cuyo hermano se señala como presunto autor de la masacre de las Ramblas, estaba a las puertas de la comisaría de los Mossos d’Esquadra de este municipio gerundense, de donde entraba y salía constantemente.

Según la mujer, Driss Oukabir conoció su presunta implicación al ver su fotografía en medios de comunicación y redes sociales, momento en el que la llamó para informarla de que se iba a personar ante la Policía, informó ayer Efe. Aunque la novia intentó convencerle, su versión es la de que el hombre optó por dirigirse a la comisaría de los Mossos d’Esquadra para explicar que su hermano le había sustraído la documentación, pero que fue identificado y detenido cuando se encontraba a sólo doscientos metros de la puerta.

El otro arrestado de Ripoll, que permaneció retenido en su domicilio toda la mañana mientras se registraba su domicilio, es Sahal el Karib, de 34 años y al que se relaciona con Driss Oukabir. La mujer de esta segunda persona, con la que tiene un hijo de dos años y medio, aseguró que su marido es inocente y que únicamente conocía a Oukabir por haberle vendido un billete de transporte a Marruecos, un trabajo que realizaba desde el locutorio que regenta en Ripoll. A primeras horas de la noche acababa el registro de la vivienda de Said Allaa, también en Ripoll, de donde los agentes salieron con diferente material informático incautado.

Las investigación se centra ahora en conocer las conexiones de los terroristas identificados, que según algunas fuentes podrían haber recibido desde responsables de Daesh instrucciones concretas para perpetrar los atentados.

Toda la actualidad en portada

comentarios