Un grupo de vecinos de Amposta apoyan a su alcalde tras declarar ante la Fiscalía
Un grupo de vecinos de Amposta apoyan a su alcalde tras declarar ante la Fiscalía - EFE

La alcaldesa de Sant Vicenç Horts se niega declarar y se reafirma en poner urnas

Maite Aymerich ha querido que constase que ha acudid a la Fiscalía «contra mi voluntad» pues «es una citación bajo amenaza de ser detenida, lo que creo que es un hecho relevante e importante»

Actualizado:

La alcaldesa de Sant Vicenç dels Horts, Maite Aymerich (ERC), se ha negado este jueves a prestar declaración ante la Fiscalía, como investigada por colaborar en la organización del referéndum del 1 de octubre, suspendido por el Constitucional, y se ha reafirmado en que en su municipio habrá urnas ese día.

Acompañada por un centenar de vecinos de su pueblo y de otras localidades cercanas, como Castelldefels, así como por los diputados de Junts pel Sí Anna Simó y Eduardo Reyes, Aymerich ha llegado a la Fiscalía cuando faltaban unos quince minutos para las 11 de la mañana, hora en la que estaba citada, y unos 45 minutos después ha vuelto a salir a la calle para indicar que se había acogido a su derecho a no declarar. También ha querido que constase que ha venido «contra mi voluntad» pues «es una citación bajo amenaza de ser detenida, lo que creo que es un hecho relevante e importante».

Preguntada por los periodistas, ha señalado que tras los registros de consellerias y detenciones por la Guardia Civil de este miércoles en Cataluña para frenar el referéndum del 1-O, se reafirmaba «en poner las urnas, porque es lo que quiere el pueblo catalán, un acto de democracia, el más básico que hay». Ha apoyado, por otra parte, a «las personas que ayer fueron asaltadas, retenidas y detenidas» y ha resaltado los miles de personas que acudieron ante la conselleria de Economía, en la Rambla de Catalunya.

A su juicio, lo ocurrido es «muy grave» y considera que es la constatación de que «quien tiene miedo actúa como actuó ayer, mientras que quien no tiene miedo está en la calle, contento, con claveles, exigiendo a sus gobernantes que sean unos auténticos demócratas». Asimismo, ha criticado al delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, tras escucharlo hoy en la radio y ha dicho: «O no ha entendido nada o lo ha entendido muy bien, pero nosotros resistiremos, persistiremos y a ellos lo único que les queda es pisarnos y eso tampoco lo toleraremos, estamos firmes y persistimos en poner las urnas».

Acompañada por algunos de sus convecinos, Maite Aymerich ha acudido después de declarar a la concentración convocada en Arc de Triomf al entender que «debemos estar dispuestos a salir a la calle tantas veces como haga falta, tantas veces como la amenaza esté presente» y ha agregado que «sin la gente esto no tiene sentido, nos debemos a la ciudadanía».

La alcaldes ha reconocido, asimismo, que hace unos días se solicitó a la secretaria municipal que «diera fe de que yo había firmado un manifiesto de apoyo al 1 de octubre y también le preguntaron sobre la cesión de locales». Un centenar de vecinos de Sant Vicenç dels Horts ha acompañado a la alcaldesa hasta la Ciudad de la Justicia, con carteles con la palabra «democracia» y banderas esteladas, además de corear «votarem», «no estás sola» y, en castellano, «esto con Franco sí pasaba».

Junto a Aymerich también han querido estar el alcalde de Collbató, Miquel Coll, así como cargos electos de Corbera de Llobregat o Santa Coloma de Cervelló. A unos metros de donde se encontraba este grupo, una docena de militantes de Arran, acompañados por los diputados de la CUP Eulàlia Reguant, Carles Riera y Joan Garriga, han desplegado una pancarta con la frase: «Defender el referéndum no es ningún delito» y pidiendo la libertad para una joven de Sant Cugat.