Casa rural La Lobera, en Ávila, donde se alojó Pablo Iglesias - LA LOBERA / Vídeo: Pablo Iglesias reaparece para hacer autocrítica de los resultados de Podemos en las elecciones catalanas
Política

...Y Pablo Iglesias se refugiaba en la «lobera»

El líder de Podemos pasó parte de su llamativa ausencia junto a compañeros de partido en una casa rural en el Valle del Tiétar (Ávila)

ValladlidActualizado:

¡Encontrado! 40°13’26.6N 5°06’32.1W. Es la ubicación GPS para dar con el paradero de Pablo Iglesias en parte de su larga ausencia pública en un más que prolongado retiro navideño. Un paraje de relax y alejado del contacto con otras personas fue el lugar elegido por el líder de Podemos para cargar sus pilas antes de iniciar el nuevo año, después de que 2017 no lo acabase en su mejor estado. Hasta que este sábado no reapareció, la víspera de las elecciones catalanas fue la última vez en mostrarse en público. El resultado de las urnas, que no arrojaron precisamente un buen resultado –ni se aproximo a lo esperado– para la formación morada, ocultó al mediático Iglesias durante más de tres semanas, mientras el resto de líderes políticos estaban en escena.

Ni siquiera con la «vuelta al cole» el cofundador de Podemos se cargó su mochila y retomó sus «bártulos». Más bien, todo lo contrario, prolongó el asueto. Para ello eligió una casa rural en Arenas de San Pedro (Ávila). «La Lobera de Gredos» es el lugar, según ha podido saber ABC, en el que Iglesias estuvo guarecido durante unos días, junto a parte de los suyos.

De lunes a miércoles, varios dirigentes de Podemos tomaron la carretera para llegar hasta al complejo. Allí les esperaba una casa rural con capacidad para 30 personas que casi llenaron. El primer día, únicamente 15 ocuparon el lugar, pero ya martes y miércoles llegaron a 24 los hospedados, con Iglesias a la cabeza, entre otros dirigentes de Podemos. También estaba Pablo Echenique, según los pocos «ojos» a los que se mostraron.

La paella, la clave

Enclavada en un complejo en el Parque Regional de Gredos, en un parcela de 140.000 metros cuadrados, con «vistas impresionantes del Valle del Tiétar y la Sierra de Gredos», según la propia página web del alojamiento, la casa rural elegida está a tres kilómetros de Arenas de San Pedro y a 2,5 de Candeleda. Así que pudieron pasar desapercibidos la mayor parte del tiempo.

Fue cuando un servicio de cátering acudió a servir la paella encargada para comer cuando el comentario de quiénes era los huéspedes se extendió.

Habían estado allí justo los días anteriores a que sus colegas de partido se afanasen en intentar explicar la «desaparición» de Pablo Iglesias.