Luis Jaramillo - Punto de vista

Vértigo

«Los cambios políticos que estamos viviendo se producen a tal velocidad que da la impresión de que ni los propios partidos son capaces de asumirlos en tiempo y forma»

Luis Jaramillo
Actualizado:

Los cambios políticos que estamos viviendo se producen a tal velocidad que da la impresión de que ni los propios partidos son capaces de asumirlos en tiempo y forma. El PSOE ha pasado de ser oposición total, a ser partido gobernante en Madrid y al PP le ha pasado que pasa a ser la oposión al Gobierno de España. Ciudadanos todavía sigue noqueado y Podemos tratrando de encontrar su sitio. Complejo tablero de ajedrez, que obligará a cambiar las estrategias habituales que hasta ahora hemos vivido en Castilla y León. Al PSOE regional algunos de los nombramientos le van a obligar a afinar mucho en sus posiciones, hasta el punto de que la secretaria de Organización, Ana Sánchez, no daba crédito a las declaraciones de la nueva Ministra de Industria, que no descalificaba con rotundidad la política industrial de la Junta o las de la ministra de Transición Ecológica, una declarada convencida de que el carbón carece de futuro.

Estamos ya de lleno en periodo electoral. Nadie lo duda y el que menos Pedro Sánchez con el Gobierno que ha formado. El PSOE en la región tendrá que cambiar su estrategia porque una vez más sucede que en Madrid no se ven las cosas como en la Comunidad. Le pasa a todos los partidos y ahora le toca sufrirlo al PSOE, precisamente en el momento en que ven las elecciones autonómicas más abiertas. Además el mosaico de siglas que han permitido el Gobierno a Sánchez le obligarán a medidas de complicado encaje.

Para el Partido Popular, se abre un nuevo tiempo político, que brindará a Alfonso Fernández Mañueco nuevas posibilidades para fortalecer su liderazgo y proyección, definiendo los postulados y propuestas de su partido sin tener que mirar de reojo siempre a Madrid, pero ha de tener cuidado en no perder la perspectiva de que el PP aquí gobierna y ello implica tomar decisiones complejas y comprometidas.

Luis JaramilloLuis Jaramillo