SUCESOS

Unas 400 personas claman por una solución a la N-I en Burgos

La Plataforma de Afectados por esta vía cree que Fomento debe rescatar la AP-1

La Plataforma de Afectados por esta vía cree que Fomento debe rescatar la AP-1
La Plataforma de Afectados por esta vía cree que Fomento debe rescatar la AP-1 - ICAL

Alrededor de 400 personas, según confirmaron fuentes de la organización, se concentraron este martes en el kilómetro 305 de la carretera N-I para clamar por la liberalización definitiva de la AP-1 y reducir la siniestralidad en una vía de alta ocupación en la que a principios de mes fallecieron cinco miembros de una misma familia de origen francés. La Plataforma de Afectados por la Nacional I reclamó, una vez más, la liberalización de la vía de peaje para evitar «más muertes» en una carretera que soporta a diario una densidad de tráfico de 10.000 vehículos, la mitad de los cuales son camiones y transporte pesado.

Con cruces negras, cientos de personas simularon ser víctimas de un accidente de tráfico tendidas en la calzada con el ánimo de concienciar «a quienes pueden hacer algo». Precisamente, los miembros de la Plataforma se reunirán próximamente con el director provincial de la Dirección General de Tráfico en Burgos para analizar las consecuencias del último siniestro y avanzar acciones «definitivas», informa Ical.

En el recuerdo, y fuera de reivindicaciones, las últimas víctimas de la negra nacional. Cinco personas, una mujer de 32 años, otra de 64 y los tres hijos menores; todos de corta edad.

El portavoz de la Plataforma de Afectados por la Nacional I, Rafael Solaguren, lamentó que el Ministerio de Fomento, Íñigo de la Serna, «busca echar la culpa a un conductor que se quedó dormido» cuando «se lleva años denunciando que en esta carretera cualquier despiste supone un accidente mortal». «Aunque intenten acallar aquí estamos para pedir que se liberalice una autopista que está más que amortizada», aseveró.

En este sentido, este vecino de una localidad cercana recordó que, pese a lo que pueda decirse, el lugar en el que perdieron la vida los cinco miembros de una familia francesa es un tramo de concentración de accidentes con otros dos siniestros con consecuencias mortales hace uno y dos años. «No creo que sea normal ir por una carretera y encontrarse tres puntos mortales», justificó.

Toda la actualidad en portada

comentarios