Luis Tudanca, este pasado jueves en la sede del PSOE de CAstilla y León
Luis Tudanca, este pasado jueves en la sede del PSOE de CAstilla y León - ICAL
Política

Tudanca echa balones fuera sobre Amoedo: «El riesgo está en no renovarle»

Asegura que son los populares y no el PSOE los que cuestionan al Procurador del Común

VALLADOLIDActualizado:

El secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, siguió este pasado jueves sin defender la labor del Procurador del Común tras las duras y reiteradas críticas lanzadas por el alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente, y quiso desviar esta polémica acusando al PP de «no querer renovar» a Javier Amoedo al frente de este organismo, a pesar de llevar en funciones más de un año, «por interés partidista», lo que, según dijo, pone «más en riesgo la institución».

Sobre las quejas del regido a raíz de que este órgano le reclame un informe motivado sobre por qué el Ayuntamiento no abrió un expediente sancionador contra el edil Antonio Gato tras firmar éste la contratación de su cuñada, Tudanca afirmó inicialmente que prefería no añadir más palabras a lo ya dicho en los últimos días, aunque acusó a PP, Ciudadanos y Podemos de ir contra el alcalde.

«No voy a contribuir más a ese sainete que pone en tela de juicio a la institución», añadió el dirigente socialista, quien dijo además que comparte lo dicho por el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, en el sentido de que las decisiones del Procurador del Común «se pueden no compartir o incluso criticar», aunque continuó sin censurar que el alcalde dude de la «independencia» de esta institución y diga que está «al servicio del PP».

Además, preguntado por el Pleno de las Cortes de la próxima semana en la que el Procurador del Común presentará su informe anual, afirmó que se dedicará, «con todo el respeto por el trabajo de los funcionarios» evaluar un informe en que habitualmente se denuncian muchas carencias de la Administración autonómica, «a las que la Junta no hace mucho caso».

En este sentido, también recalcó que es más «peligroso» para la propia institución que la Junta ignore, año tras años, las resoluciones que una critica puntual a una resolución, informa Ical.