Castilla y León

Tudanca aleja a los «susanistas» y crea un equipo con vocación municipal

El 86,5% de los delegados aprueba una Comisión Ejecutiva muy renovada y ampliada

El Consejo Ejecutivo de Tudanca durante un congreso
El Consejo Ejecutivo de Tudanca durante un congreso - EFE

Luis Tudanca hizo lo previsible. Avalado por el triunfo de Pedro Sánchez sobre Susana Díaz y con los críticos desaparecidos o en silencio, no se complicó demasiado la vida y tiró de manual. «Purgó» a los miembros de su anterior Comisión Ejecutiva Autonómica (CEA) que le habían puesto en brete al cuestionar su apoyo al reelegido secretario general para pasar a rodearse de gente fiel. Su apuesta fue respaldada por el 86 por ciento de los votos de los delegados presentes -22 puntos más que en la que presentó en 2015- por lo que la jugada le salió redonda. Y es que, más allá de la mayor o menor -en este caso mínima- integración de los sectores en los que está dividido el partido lo cierto es que el burgalés también ha conformado una comisión ejecutiva muy ampliada -de 19 a 25 secretarías-, renovada, caracterizada por su vocación municipalista y con una presencia muy medida de todas las provincias. A diferencia de otras ocasiones, la CEA contará con hasta siete procuradores.

Como ya adelantó ABC, destaca la figura la viceportavoz socialista en las Cortes, la soriana Virginia Barcones, que se sitúa como número dos de Luis Tudanca. Como secretaria de Organización repite la zamorana Ana Sánchez, a la que se le vuelve a encomendar el engranaje del partido en el día a día pese a las dudas que ha generado su labor en diferentes territorios.

Entre las novedades, la del alcalde de Villarejo de Órbigo (León), Joaquín Llamas, que se hace cargo de Política Municipal; el procurador vallisoletano Pedro González asume Desarrollo Económico, Industria y Empleo; la alcaldesa de Miranda de Ebro, Aitana Hernando, estará en Movimientos Sociales; el salmantino Juan Luis Cepa toma la cartera de Desarrollo Rural, mientras que la teniente de alcalde de Valladolid, Ana Redondo, regresa a la política autonómica al ocupar la Secretaría de Cultura y Turismo. Alberto Azofra, alcalde pedáneo de Quintanilla Somuñó (Burgos), llega a Pequeños Municipios, mientras que el alcalde Villablino y minero activo, Mario García, llevará Minería. Entre las secretarías de nuevo cuño, destaca la de Memoria Histórica, en manos de la leonesa Beatriz García.

Entre los que salen, la ya expresidenta del PSCL, Soraya Rodríguez; el procurador segoviano José Luis Aceves, el senador Emilio Álvarez; la vicepresidenta de la Diputación de Soria, Esther Pérez; el vallisoletano Óscar Sánchez (Estudios y Programas) o el burgalés José María Jiménez.

Algún «susanista» queda. Entre ellos, el alcalde de La Granja, José Luis Vázquez, y la vallisoletana Isabel Gonzalo, pero ambos también son «tudanquistas», así que el problema es menor.

Jaque a Tino Rodríguez

El organigrama autonómico se completa con un nuevo Comité Federal del PSCL, refrendado también por el 86 por ciento de los delegados, que cuenta con una docena de miembros entre los que figuran «susanistas» reconocidos como el alcalde de Soria, Carlos Martínez, o Miriam Andrés, que optará de nuevo a la secretaria provincial del PSOE de Palencia. Además, se incorpora la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, y las parlamentarias nacionales Esther Peña y Mamen Iglesias. Más curioso es que desaparezca de la misma el leonés Celestino Rodríguez y sí se incluyan a sus dos «enemigos», el portavoz municipal José Antonio Díez y Diego Moreno, exdiputado y posible candidato a quitarle la secretaría provincial de León.

La flamante vicesecretaria general aseguró como balance que el PSCL sale del congreso «fuerte, unido y con un proyecto» para los ciudadanos de Castilla y León, «que tienen que estar tranquilos porque tenemos las ideas claras» y «las soluciones» para dar la alternativa con «un líder y un equipo que va a consolidar todos los pilares de la Comunidad para que nadie se quede atrás». Además, Barcones, que coordinará el gran área municipal de la Ejecutiva, subrayó que esta está compuesta por «gente de la tierra» que conoce «el día a día» y que forma un equipo de «menos moqueta y más barro» y que se encuentra «lejos de las alturas y despachos». Por su parte, la de nuevo secretaria de Organización, Ana Sánchez, aseguró que el partido tiene ante sí «dos años apasionantes» para alcanzar gobernar en Castilla y León en el año 2019.

Mientras, el alcalde de Valladolid y portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE, Óscar Puente, aplaudió que el cónclave se haya celebrado en un ambiente «tan constructivo y tranquilo, algo que ya tocaba tras años convulsos» en el PSOE de Castilla y León.

El responsable de Minería, Mario Rivas, subrayó que el objetivo será «dar vida» al sector minero después del «abandono» al que le ha sometido el PP. El alcalde de Villablino reconoció que no es el mejor momento para la minería pero «hay posibilidades» para darle estabilidad. Por último, la secretaria del área de Memoria Histórica, Beatriz García, anunció que perseguirá el desarrollo de esa ley, así como un mapa de fosas comunes en Castilla y León y un banco de ADN de víctimas del franquismo.

Toda la actualidad en portada

comentarios