El coche que trasladó a la menor en una de sus declaraciones en el juzgado
El coche que trasladó a la menor en una de sus declaraciones en el juzgado - ICAL

Caso Arandina«Me separaron los brazos del pecho y me desnudaron»

La menor aseguró ante la juez que sintió «miedo» y se bloqueó cuando estaba con los tres exfutoblistas de la Arandina

ValladolidActualizado:

El auto de la Audiencia Provincial por el que se mantiene en prisión a los tres acusados de una agresión sexual a una menor de 15 años incluye el relato «persistente, sin dudas ni contradicciones» de la denunciante sobre lo que, según su versión, sucedió el día 24 de noviembre en casa de los tres exfutbolistas de la Arandina encarcelados desde el pasado día 15 de dciembre.

El testimonio de la menor es uno de los aspectos tenidos en cuenta para que el tribunal haya rechazado la petición de la libertad de los exjugadores al negar en sus tres declaraciones haber prestado consentimiento alguno para la realización, según sostiene, de las prácticas sexuales con los tres investigados y el presunto mantenimiento del acto sexual posterior con penetración con uno de ellos.

Los exjugadores del club burgalés, por su parte, afirmaron que estos hechos no se cometieron y que simplemente estuvieron «viendo la television y haciendo vídeos de la aplicación de telefonia 'musical.ly' hasta que ella decidió marcharse a casa» y que se fue «sin que hubiera ocurrido nada de lo posteriormente denunciado», según recoge el auto.

Frente a estas manifestaciones exculpatorias, la menor narró en la denuncia y a la juez -en dos ocasiones- que aquel día se encontró en las proximididades de su domicilio con uno de los denunciados, al que «conocía con anterioridad», y que éste le invitó a subir al piso que compartía con los otros dos imputados, que llegaron a los pocos minutos. La menor coincide con los denunciados en que estuvieron haciendo grabaciones de vídeos musicales, pero señala que «en un momento determinado los tres apagaron la luz, se desnudaron y la desnudaron a ella», algo que intentó impedir «cruzando sus brazos sobre el pecho».

Según su testimonio, se los «separaron y le quitaron la ropa, dejándola sólo con la braga». Entonces, la menor «sintió miedo y se bloqueó», lo que permitió, según el testimonio de la joven, que «le agarraran la mano para lograr» que les practicara una felación y posteriormente «cogida por la nuca» realizara, según su versión, otras prácticas sexuales con los tres.

Tras levantarse, «ir al baño» y tumbarse en una cama, la menor afirma que uno de los tres «se tumbó» encima de ella, «se colocó un preservativo» y la penetró sin que ella lo quisiera. Según el auto, las declaraciones de la menor están «corroboradas» por la «abundante prueba testifical» incoporada al prcoedimiento y a los que la menor habría contado los hechos (madre, padre, tío y una prima, además de una psicopedagoda y su psicóloga).