El consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado
El consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado - F. HERAS
Sanidad

Sáez coge aliento tras la férrea defensa de los médicos de la sanidad de la Comunidad

Las organizaciones colegiales critican la «utilización» partidista de la oposición

ValladolidActualizado:

El consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, pudo coger este pasado lunes un poco de aire para enfrentarse a las dos sesiones del pleno de las Cortes autonómicas en las que será el protagonista indiscutible. Hoy será el propio Juan Vicente Herrera el que tenga que responder a las críticas que la oposición hace sobre su gestión y a las reiteradas peticiones de cese de Sáez, quien también atenderá a las interpelaciones de los procuradores. Mañana, los socialistas propondrán su reprobación mediante una Proposición no de Ley.

Con este panorama nada favorable para Sáez Aguado, el Consejo de Colegios Oficiales de Médicos de Castilla y León salió ayer en su auxilio mediante la difusión de un comunicado en el que se defiende la sanidad pública de la Comunidad y se denuncia su utilización política. En el citado documento se rechazan «las declaraciones vertidas por representantes políticos de Castilla y León en apoyo de las recientes movilizaciones que cuestionan la calidad del sistema sanitario público y descalifican a los medios y otros profesionales de la salud».

Tras esta afirmación, el órgano colegiado señala que «la sanidad pública de la Comunidad es un logro social importantísimo e irrenunciable cuya calidad no puede ponerse en duda». En segundo lugar, el Consejo rechaza «la utilización política de la sanidad en cualquier conflicto o escenario» y considera que «son ofensivas e inaceptables las declaraciones que desacreditan la calidad asistencial de nuestro sistema sanitario, la seguridad de los pacientes y a los profesionales de la salud». Además, los colegios de médicos de la comunidad proponen un pacto que convoque e implique a todos los actores y responsables del ámbito de la salud, en el que es imprescindible contar con las organizaciones profesionales». Por último, defienden «nuestro sistema sanitario público y la calidad prestada al paciente, constatando sus buenos resultados en salud». Pero no fue el apoyo del Consejo de Médicos el único que ayer se hizo público ya que, según comunicó la Consejería de Sanidad, seis centros hospitalarios, a través de sus comisiones mixtas y juntas técnico asistenciales, han mostrado también su malestar por las críticas de la oposición y han rechazado la utilización partidista de la sanidad. Así se han manifestado los profesionales del Clínico de Valladolid, el Complejo Asistencial de Ávila, el de Segovia, el de Zamora, y los hospitales de Aranda de Duero y Miranda de Ebro (Burgos).

De esta forma, la Comisión Mixta del centro vallisoletano -integrada por jefes de servicio y médicos de diferentes unidades-rechaza las críticas «que cuestionan la calidad de la asistencia», y recurre a los indicadores de calidad del propio Ministerio, los datos sobre la percepción que tienen los usuarios y la mejora de las listas de espera que, en el caso del Clínico, está en 63 días, frente a los 78 de media autonómica.

El manifiesto del complejo abulense se refiere, expresamente, a las declaraciones de la procuradora del PSOE por Ávila, Mercedes Martín, que aseguró que «es peligroso ponerse enfermo con el PP en Castilla Y León». La Junta Técnico Asistencial -formada por médicos, enfermeras, trabajadores sociales y residentes-, señala en su escrito no entender unas declaraciones «incendiarias, alarmistas e injustificadas» de una persona que ha sido trabajadora del hospital abulense y consideran que se trata de «una salida de tono injustificada para hacerse notar». Los profesionales de Ávila señalan, además, que dichas afirmaciones son «inapropiadas e improcedentes por el peligro que suponen de crear una injustificada alarma social, en tanto que la relación médico-paciente se basa en la confianza, nexo que se puede dañar ante este tipo de intervenciones». Aseguran sentirse «heridos» e insisten en que se está trabajando «mucho y bien».

La Junta Técnico Asistencia y la Comisión Mixta del Complejo de Zamora también apuntan hacia Mercedes Martín, cuyas manifestaciones consideran «totalmente inadmisibles y dignas de la máxima repulsa y reprobación». «Suponen una descalificación global, gratuita, falsa e injusta de todos los profesionales del servicio de Salud de Castilla y León que hemos sido los que con nuestro trabajo hemos soportado el grueso de los recortes», añaden.

Desde Segovia, los jefes de servicio y de unidades asistenciales, así como médicos adjuntos aseguran que la sanidad pública de Castilla y León «ha evolucionado y mejorado en la última década, aunque pueda haber «algunos problemas e insuficiencias». Mientras, el Hospital de Aranda de Duero reivindica su trabajo con cifras muy por encima de la media de la Comunidad en atención hospitalaria y el de Miranda «detesta» las manifestaciones contra los profesionales sanitarios y defiende «una atención de calidad, a nivel técnico y humano, acorde con los tiempos actuales».

El consejero de Sanidad valoró como «positivo» el comunicado del Consejo de Colegios de Médicos por el «apoyo» de los profesionales al sistema y por no compartir visiones tan «catastrofistas» como las de otros. Reconoció que a él le «alegra» la opinión del órgano colegiado y de las distintas comisiones de participación hospitalaria. En este sentido, afirmó que «es razonable» que estos facultativos se pongan al frente de la defensa de la sanidad pública, su «compromiso» y su valoración de que la sanidad tiene «elevados» niveles en Castilla y León, que «no tiene demasiado que envidiar».