Concepción, este jueves en rueda de prensa en Burgos
Concepción, este jueves en rueda de prensa en Burgos - R. ORDÓÑEZ
Tribunales

«Con Puigdemont, el tribunal alemán ha confundido una orden de detención con un juicio»

El presidente del TSJ de Castilla y León entiende que las amenazas al juez Llarena son «un chantaje absolutamente imperdonable»

BurgosActualizado:

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL), José Luis Concepción, ha señalado este viernes que el tribunal alemán que dejó en libertad al expresidente de Cataluña Carles Puigdemont «ha confundido una orden de detención con un enjuiciamiento sobre el fondo del asunto».

En este sentido, argumento que se «ha confundido un mecanismo de cooperación jurisdiccional como es una orden de detención, en el que no debería haber entrado a valorar el fondo del asunto, con la actividad de prueba que debe de practicarse si ha lugar en el juicio que se celebre contra los procesados ya en este caso», informa Ical.

En su opinión, los ciudadanos están viendo un «trabajo serio y riguroso» por parte del Tribunal Supremo (TS), del Poder Judicial español, de los jueces de Instrucción de Barcelona que, ha apostillado, «gracias a trabajo silencioso del Juzgado de Instrucción número 13 se ha desvelado la trama que se instruye en la Sala Segunda del TS». «Yo creo que los ciudadanos valoran de manera muy positiva el tema», ha agregado.

Respecto a las amenazas que está sufriendo el juez Pablo Llarena, Concepción señaló que es «una cuestión muy seria y preocupante». «Es un intento de coacción por parte de las personas que lucen esos símbolos (lazos amarillos) que deberían de reflexionar ya que esa persona está cumpliendo con su función con su servicio al Estado y es un chantaje absolutamente imperdonable«, ha afirmado.

Sobre la situación que se vive en Cataluña ha reconocido sentir «tristeza y disgusto», si bien ha relatado que ha vivido trece años en esa comunidad y ha lamentado que «estas personas han dividido la sociedad». «Se ha trasladado una sensación de depresión» y «es lo peor que se puede hacer porque eso va en detrimento de esa sociedad y de toda España», ha concluido.