La secretaria de organización del PSCL, Ana Sánchez, este pasado lunes durante su comparecencia ante los medios
La secretaria de organización del PSCL, Ana Sánchez, este pasado lunes durante su comparecencia ante los medios - F. HERAS

El PSCL no entiende que la nueva ministra aplauda la labor de la Junta en industria

La secretaria de Organización de los socialistas cree que «hace falta poco» para saber que la merma del sector es una de las «lacras» de la Comunidad

VALLADOLIDActualizado:

Si la nueva ministra de Industria, Reyes Maroto, alabó este fin de semana la labor de la Junta por «defender» este sector, este pasado lunes mismo el PSOE de Castilla y León (PSCL) quiso desdecir a la vallisoletana, designada por Pedro Sánchez para su nuevo Gobierno. Fue la secretaria de Organización del partido en la región, Ana Sánchez, quien dudó incluso de que Maroto hubiera lanzado esas «flores» al Gobierno autonómico en una entrevista concedida a Radio Nacional, donde la responsable del ramo aseguró que Castilla y León es un «referente» y que la Junta ha «sabido defender la industria» en los últimos tiempos, «independientemente de que sea un gobierno del Partido Popular».

Es más, para mostrar su desacuerdo y tratar de enmendar las manifestaciones de la nueva ministra, Sánchez consideró que «hace falta poco para saber que la desindustrialización que hemos sufrido en los últimos años es una de las lacras más acuciantes» de la región. «No conozco las declaraciones y yo no he oído decir eso a la ministra, pero me cuesta mucho creerlo», insistió al respecto. Y es así, dijo, porque le consta «la capacidad» de Reyes Maroto y «su conocimiento profundo» de la Comunidad.

Defensa del carbón

La número tres del PSCL tuvo que salir también al paso este pasado lunes de las declaraciones de otra ministra. Y es que la titular de Transición Ecológica, Teresa Ribera, también este fin de semana, afirmaba que fuentes de energía como el carbón «no tienen futuro» y tampoco «tienen sentido». Una tesis que choca con lo que defiende el Partido Socialista en la región. Frente a esta postura, la secretaria de Organización de la formación de la rosa en la Comunidad quiso lanzar un mensaje de tranquilidad y garantizó que en esa parcela el PSCL no variará ni un ápice su postura -pese a la opinión de Ribera - y que le trasladarán que para el partido en la Comunidad es «prioritaria» la defensa del carbón. Ahí seguirán instalados los socialistas de Castilla y León, señaló Ana Sánchez: «Vamos a seguir trabajando por el futuro de las comarcas mineras». Sí se mostró de acuerdo, sin embargo, con que debe existir una transición ecológica, pero debe tener en cuenta la obligación de «dar una salida a la minería» y a las personas que están vinculadas a ella, recalcó.

Ante la inquietud del sector del carbón por las afirmaciones de la ministra, Ana Sánchez garantizó que no hay motivo para la preocupación y, como un aval más, se mostró convencida de que en este aspecto como en otros, como la negociación de la PAC, «en los próximos días» se verá que «los intereses de Castilla y León van a estar bien representados y defendidos en el Ejecutivo central».

Muy crítica se mostró la dirigente socialista con el PP regional. Así, tachó de «infantilismo político» la iniciativa registrada por los populares al pleno de las Cortes donde dan a conocer al nuevo Ejecutivo nacional varios acuerdos de Comunidad adoptados con consenso en la región en busca de su implicación y compromiso. «Llevan siete años rascándose la barriga y ahora quieren que en tres días el nuevo presidente del Gobierno resuelva en todos sus flagrantes incumplimentos», manifestó. Aún así y pese a los reproches, deslizó la postura favorable de su grupo a la propuesta «por coherencia», pero a la espera de ver cómo se desarrolla el trámite parlamentario. «El PSCL defenderá los intereses de la Comunidad gobierne quien gobierne», explicó para defender la postura de los suyos ante la propuesta popular.

«Lucha cainita» en el PP

En este punto y sobre esa misma propuesta parlamentaria, la dirigente socialista se preguntó si el PP autonómico, presidido por Alfonso Fernández Mañueco, no confía en el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, de ese mismo partido, para defender los intereses de la Comunidad ante el nuevo Ejecutivo nacional. «Pedro Sánchez ya ha hablado con Herrera, al igual que con el resto de los presidentes autonómicos, y mantendrán una reunión», explicó, aunque sin detallar la fecha del encuentro.

«Invitamos al PP a solucionar su cainita lucha interna de forma democrática y a que la deje de exteriorizar de forma ridícula en las instituciones», concluyó.