Protesta de mineros a las puertas de la central de Compostilla, en una imagen de archivo
Protesta de mineros a las puertas de la central de Compostilla, en una imagen de archivo - ICAL
Minería

Un preacuerdo entre Uminsa y Endesa deja en suspenso las movilizaciones mineras en León

La empresa eléctrica se compromete a comprar carbón para quemar en la térmica de Compostilla hasta finales de 2018

PonferradaActualizado:

Un preacuerdo de compra de carbón para quemar en la térmica de Compostilla, en Cubillos del Sil (León), alcanzado este viernes entre Unión Minera del Norte (UMINSA) y la eléctrica Endesa, ha dejado en suspenso las protestas indefinidas que mantenían los mineros.

Los empleados, a las puertas de la térmica, conocieron el documento por el que Endesa comprará carbón hasta el 31 de diciembre de 2018, fecha en la que culminará el Plan del Carbón, y con el que la asamblea ha decidido dejar las manifestaciones que llevaban semanas realizando cada jueves y viernes.

El secretario regional de Fitag-UGT, Jorge Díez, ha asegurado a Efe que ese compromiso «era el que se buscaba», puesto que el plan de liquidación de la empresa hacía que algunas prejubilaciones requirieran que la entidad estuviera activa hasta el fin del plan y «con este preacuerdo se ha conseguido solucionarlo».

Díez ha asegurado que este documento «elimina la incertidumbre» para los 170 empleados de UMINSA, que volverán a los tajos a primeros de noviembre. Previamente, Endesa había alcanzado un acuerdo con Minero Astur Leonesa, que venderá 90.000 toneladas de carbón durante los próximos seis meses a la eléctrica.

Aunque se han levantado las protestas mineras, falta por firmar un acuerdo con la minera Hijos de Baldomero García, cuyos trabajadores han mantenido los cortes de camiones con carbón de importación al lado de sus compañeros de UMINSA. Díez espera que «más pronto que tarde» llegue ese último acuerdo con las tres empresas, lo que haría que recuperarán su trabajo los 80 trabajadores de esta compañía.