Varios medios esperan la salida de los detenidos a la puerta de los juzgados de Aranda de Duero
Varios medios esperan la salida de los detenidos a la puerta de los juzgados de Aranda de Duero - ICAL

«Caso Arandina»La pieza esencial que falta en el «caso Arandina»: ¿existe o no la grabación con los supuestos abusos?

La Policía Judicial continúa buscando el vídeo de los abusos a la menor. Varios testimonios apuntan a su existencia, pero en el entorno de los encarcelados se pone en cuestión

BurgosActualizado:

La Policía Judicial continúa buscando la supuesta grabación de los abusos a la menor de 15 años por tres jugadores de fútbol de la Arandina que se encuentran en prisión desde el miércoles por un supuesto delito de agresión sexual. Al parecer varios de los testimonios recabados hasta ahora en la investigación apuntan a la existencia de esa grabación, que además se habría difundido por alguna red social. Sin embargo, es una pieza clave que falta en las diligencias. En el entorno de los tres jóvenes encarcelados se pone en cuestión la existencia de esa grabación. El capitán de la Arandina, Rubén Sanz, cree que es «improbable» que el video exista, porque «estas cosas acaban llegando a alguien del equipo y aquí nadie sabe nada».

Lo que si se ha aportado a la causa son varias grabaciones de audio, aportadas por amigas y compañeras de la víctima, en las que la joven hace supuestamente confesiones y comentarios sobre hechos relacionados con lo ocurrido, aunque su detalle tampoco ha trascendido. De hecho, en el entorno de la familia de la menor se muestran «sorprendidos» por las críticas que está recibiendo en las redes sociales juveniles «que no ayudan a la familia», nos decía la madre de una de sus compañeras del colegio arandino donde estudia.

Cambio en la estrategia de defensa

Mientras, el ingreso en prisión ha hecho cambiar la estrategia de defensa de los tres jóvenes acusados de la agresión sexual. Hasta ayer contaban con una única letrada de oficio para representar a los tres. Ahora han cambiado de modelo de defensa y han optado por contratar abogados defensores distintos. Fuentes judiciales consideran que se trata de un cambio «lógico», porque la defensa de los tres jóvenes puede llevar a conflictos de intereses, en los que los argumentos de uno puedan perjudicar al resto.

Lo cierto es que el auto de ingreso en prisión dictado por la titular del juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Aranda de Duero ha provocado la reacción de los tres jóvenes sospechosos. El hecho de que la víctima sea una joven menor de 16 años, concretamente 15, hace que no tenga la capacidad legal de consentimiento. Pierde por tanto relevancia si la joven se negó o no a mantener relaciones sexuales con los tres futbolistas, que se pueden enfrentar a penas que, solo por ese hecho, pueden llegar a los 15 años de cárcel. Los jóvenes tienen edades que se sitúan entre los 19 y los 24 años.