El obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello
El obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello - ICAL
Sociedad

El obispo auxiliar de Valladolid, «perplejo» porque el Ayuntamiento de Madrid haya inmovilizado el autobús de «Hazte Oír»

Luis Argüello ve «sorprendente» que no se pueda exponer algo «que parece obvio, de sentido común, como que los niños son niños y las niñas son niñas»

ValladolidActualizado:

El obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, ha mostrado este miércoles su «perplejidad» después de que la Policía Municipal de Madrid haya inmovilizado el autobús «antitransexualidad» de la plataforma Hazte Oír, rotulado con el lema «Los niños tienen pene, las niñas tienen vagina. Que no te engañen». «Viendo esta polémica desde fuera, simplemente por las noticias que nos han llegado desde los medios, expreso la perplejidad de que se pueda decir negro y no se pueda decir blanco, o viceversa», ha insistido.

A Luis Argüello le parece «sorprendente» que no se pueda «exponer algo que parece obvio, de sentido común, como que los niños son niños y las niñas son niñas», cuando, ha recordado, una reciente campaña sobre el mismo asunto del sexo de las personas, «y de una forma singular referido a los niños», que se planteó «de otra manera que parece que contraviene una antropología adecuada a lo que la propia corporalidad nos dice».

Autobús «antitransexualidad» de Hazte Oír
Autobús «antitransexualidad» de Hazte Oír

Se refería así a la iniciativa promovida el pasado enero en el País Vasco y Navarra por la asociación de familias menores transexuales Chrysallis Euskal Herria, que lanzó una campaña de cartelería en marquesinas y estaciones de metro gracias a los 28.000 euros aportados por un financiero neoyorquino de origen vasco. «Hay niñas con pene y niños con vulva. Así de sencillo», rezaba el eslogan de aquella campaña.

«Que una exposición haya llenado las calles y las plazas del País Vasco, financiada desde fuera, y que al mismo tiempo no se pueda expresar algo que parece sencillo de poder decir, que los niños son niños y las niñas son niñas, es algo cuando menos sorprendente», ha valorado Argüello, quien ha insistido en mostrar su «perplejidad» ante el hecho de que esto no pueda hacerse, «desde las posibilidades de unas organizaciones u otras de querer manifestarse».