Salud&Sociedad

Nutrición: el auge de lo ecológico

La asociación Naturalia de Zamora ha visto como en quince años la provincia ha pasado a liderar la producción ecológica de Castilla y León

Puesto de agricutura ecológica
Puesto de agricutura ecológica - ICAL

Hace quince años un pequeño grupo de incondicionales de los productos ecológicos decidieron constituirse en asociación para adquirir conjuntamente un tipo de alimentos que por entonces era imposible encontrar en Zamora. De hecho, casi nadie sabía qué eran los productos ecológicos, ni entre los consumidores ni entre los agricultores y ganaderos de la provincia.

Dos años después, la filosofía de la producción ecológica comenzó a difundirse gracias a una feria hispanolusa dedicada exclusivamente a este sector. Poco a poco productores, distribuidores y compradores finales empezaron a interesarse por el tema y a apostar por este tipo de alimentos durante todo el año y no sólo durante la celebración a mediados de octubre en Zamora de una de las ferias de referencia del sector.

Hoy en día el auge de lo ecológico en Zamora queda patente al ser esta provincia líder en Castilla y León en hectáreas de cultivo ecológico y número de operadores, contar con dos grupos de consumo de productos ecológicos, un comercio del entorno del mercado de abastos dedicado exclusivamente a la venta de este tipo de alimentos, un mercadillo mensual que reúne en la capital zamorana a productores ecológicos de la zona y pasillos enteros de estos productos en grandes superficies y supermercados. La fiebre de lo ecológico se traslada también a los pueblos de la provincia, con granjas avícolas, helicicultores o chocolateros ecológicos. Existe incluso un panadero en La Tuda, un pueblo de 28 habitantes, que ha decidido apostar por la vuelta a lo tradicional para elaborar pan hecho exclusivamente con harinas ecológicas y masa madre en el horno de leña de Los Jerónimos que Pedro Prieto vende luego en establecimientos de Zamora, Salamanca y Benavente.

La asociación Naturalia, creada en 2002, distribuye un total de 3.500 referencias de productos ecológicos

Como precursor de todo este movimiento de lo ecológico que ahora parece estar de moda en Zamora está la asociación Naturalia. Creada hace ahora quince años, ha pasado de abastecer de productos ecológicos a cinco o seis familias zamoranas en sus inicios a contar actualmente con más de 250 hogares que son socios.

Esta asociación dispone desde este año de un supermercado de 123 metros cuadrados en el barrio de La Candelaria de la capital zamorana con más de 3.500 referencias de productos ecológicos a la venta en exclusiva para sus socios. Abren dos días a la semana y en sus lineales figuran prácticamente todos los productos con sello ecológico elaborados en Zamora junto a otros llegados de otras provincias, pero siempre con preferencia por el producto de proximidad y por el adquirido directamente al elaborador para abaratar costes, según explica la vocal de la asociación que atiende el supermercado, Carmen Turiel. En las instalaciones venden prácticamente de todo, no sólo productos alimenticios, también de limpieza, cosmética y maquillaje, higiene personal, droguería, pañales y papillas para bebés y hasta productos para el huerto, pero siempre con la condición de que sean ecológicos.

Menor diferencia de precios

Además, cada vez las diferencias de precio con respecto a las primeras marcas de los productos convencionales que se venden en supermercados son menores e incluso en algunas frutas como las naranjas o el aguacate los precios están por debajo.

Carmen Turiel constata que en los últimos tiempos y especialmente en el último año los productos ecológicos están en boga y en el caso de su asociación ha funcionado mucho el boca a oído y el darse a conocer en ferias y mercadillos ecológicos. Además de tener el sello ecológico, algunos productos son también sin gluten, sin lactosa o sin proteína, para poder atender también la demanda de quienes sufren algún tipo de intolerancia alimentaria.

La asociación Naturalia, creada en 2002, promueve además unas jornadas anuales de consumo ecológico y responsable, organiza los jueves sesiones de café para abordar algún tema ecológico de actualidad y desarrolla charlas en su sede. El cambio de sede física a unas instalaciones más amplias hace ahora tres meses ha permitido a esta asociación disponer de una sala en la que ya han impartido charlas sobre el agua, cocina macrobiótica y tóxicos en la cosmética. Las próximas actividades serán un taller de reciclaje y un curso de cocina con productos ecológicos que constituirá la guinda del pastel a quince años de actividad.

Toda la actualidad en portada

comentarios