Sanidad

Un nuevo plan de cuidados paliativos concentra 60 millones hasta 2020 y se extiende a cualquier patología

Prevé atender a más de 8.000 pacientes y pone el peso en la Primaria y en un profesional más «proactivo»

Sacyl ha rediseñado su plan de cuidados paliativos y ha incluido en él una guía de actuación
Sacyl ha rediseñado su plan de cuidados paliativos y ha incluido en él una guía de actuación - ICAL

Garantizar el acceso a los cuidados paliativos de una manera homogénea en el medio rural y urbano, atender tanto a los pacientes como a sus familiares, eliminar en la medida que se pueda el dolor de los implicados tanto desde un punto de vista físico como emocional y cubrir la fase del duelo tras el fallecimiento de los pacientes son los objetivos que ha tenido en cuenta la Consejería de Sanidad para rediseñar su plan de cuidados paliativos, en el que destinará algo más de 60 millones de euros en los próximos cuatro años.

El plan ha visto la luz tras sucesivos borradores en el que han intervenido profesionales de las especialidades de Medicina de Familia, Oncología, Pediatría, Psicología, Trabajo Social y Farmacia. 300 de ellos estuvieron presentes ayer en la puesta de largo de esta estrategia. Son varias las características que la diferencian de las anteriores, señaló el consejero Antonio Sáez Aguado, que citó entre las «principales» la consideración no sólo de los pacientes oncológicos en estos cuidados paliativos, sino también otras patologías crónicas irreversibles o progresivas.

Otra de las pretensiones del plan es hacer que los profesionales tengan una actitud más proactiva: «No deberán limitarse a responder a la demanda de los pacientes y sus familias sino que en su día a día estará identificar, analizar las distintas situaciones y ofrecer esta atención», significó el consejero, quien añadió que el programa también busca pasar de una atención fragmentada a una más en equipo, dar un mayor peso a la Primaria y cambiar esa posición más «pasiva» de los implicados y sus familiares.

El consejero Sáez Aguado y el director general José Jolín, este lunes durante la presentación del plan
El consejero Sáez Aguado y el director general José Jolín, este lunes durante la presentación del plan- F. HERAS

El consejero estimó que de los 30.000 fallecimientos anuales que se producen en Castilla y León, «aproximadamente un 29 por ciento van a requerir cuidados paliativos», es decir, algo más de 8.600 casos, y de ellos, casi la mitad requerirá cuidados paliativos avanzados por su complejidad. Sáez Aguado enumeró, entre los recursos existentes para este plan de atención integral, que hará «un importante esfuerzo» en formación, los 427 equipos de atención primaria, quince de Soporte Domiciliario, cinco de Hospitalización a Domicilio y doce unidades hospitalarias, además de otras tres concertadas. A ellas se sumará, en principio, un equipo de Soporte Domiciliario en el área de Salud de Soria, aunque el consejero señaló que en la primera evaluación, que se hará al finalizar 2018, se verá si hay que atender a nuevas necesidades.

La jornada de este luens sirvió también para presentar una guía de actuación con el fin de dar soporte a los profesionales para una «mejor y más homogénea» aplicación del plan.

Toda la actualidad en portada

comentarios