Daniel de Miguel y Alicía García, ayer en la inauguración de la jornada en Valladolid
Daniel de Miguel y Alicía García, ayer en la inauguración de la jornada en Valladolid - F. HERAS
Igualdad

«No hay límites; podéis ser lo que queráis»

Cincuenta mujeres cuentan su experiencia profesional a niñas y les piden que «olviden las barreras»

ValladolidActualizado:

Grandes dosis de ilusión y esfuerzo, mucha preparación, una importante cantidad de trabajo y, sobre todo, pasión por lo que se hace. Esta es la receta que ayer trasladaron a niñas y jóvenes cincuenta mujeres «rompedoras» que han conseguido llegar a lo más alto dentro de sus profesiones. Un mensaje alentador que protagonizó una jornada titulada precisamente «Rompedoras» con el objetivo de animar a las más de 400 estudiantes asistentes a que apunten alto, que rompan las barreras -también las internas que a veces se ponen las mujeres en el ámbito profesional- y que apuesten decididamente por la profesión que quieran.

«No hay límites. Nosotras, si nos preparamos, podemos hacer cualquier cosa y estar en los puestos más altos», les aseguró Cristina Pérez, ingeniera y secretaria general de la Universidad de Valladolid, cuyo parque científico impulsó esta actividad con motivo del Día de la mujer y la niña en la ciencia, que se celebra el próximo domingo.

«Tenemos que estudiar, prepararnos y, sobre todo, quitarnos los complejos»
Julia González , Jefa Policía Local Valladolid

Esa misma idea la trasladó también la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Alicia García, desde el escenario del Centro Cultural Miguel Delibes de la capital vallisoletana. «Vais a ser lo que queráis ser. Tenéis educación, ganas e ilusión y la sociedad está con vosotras», aseguró al auditorio. También les recordó que de cada ocho ingenieros, sólo dos son mujeres y que únicamente un 26 por ciento de las estudiantes optan por las carreras científicas, cuando todos los datos apuntan a que en una década más de la mitad de las profesiones estarán relacionadas con ese ámbito. «Ese sector y la industria 4.0, profundamente masculinizada, os están esperando», explicó.

«Tenéis a vuestro alcance todos los trabajos», animó a las chicas el rector de la Universidad de Valladolid, Daniel Miguel San José, en su mensaje de bienvenida. Ya en la segunda fase, la psiquiatra Laura Martín les mostró un importante truco para la vida: «Cuando algo te apasiona nada se te pone por delante. Pero, para tener pasión por algo, hay que empezar por tenerla por una misma».

«No os dejéis aconsejar por quien os diga que hay titulaciones o trabajos de hombres y de mujeres»
Matilde Alonso , Investigadora y catedrática

En el último tramo de la jornada, las cincuenta profesionales fueron trasladando su experiencia por diferentes mesas. Entre ellas, la primera jefa de la Policía Local de Valladolid, Julia González que fue clara en su discurso: «Olvidad las barreras internas, las mujeres podemos ser lo que queramos, sólo tenemos que estudiar, prepararnos y quitarnos los complejos». En su caso, sí ha encontrado obstáculos por el camino por ser mujer -«quise ser policía hace 34 años», explicó-, pero «esos tiempos han cambiado» y «lo importante ahora es que ellas sean lo que quieran ser».

No faltaron a la cita científicas y la visión de este sector la aportó Matilde Alonso, investigadora y catedrática de Física Analítica. «No os dejéis aconsejar por quien os diga que hay profesiones o titulaciones de hombres y de mujeres», recomendó a las jóvenes, a quienes aconsejó que «no se pongan límites porque a veces nos los ponemos nosotras mismas».

«Yo no he tenido obstáculos. Cuando algo te gusta eres capazde todo»
María Corona , Capitán Ejercito del Aire

La experiencia profesional en el Ejército del Aire la llevó a «Rompedoras» María Corona, capitán en esta institución, que asegura no haber tenido «trabas» por ser mujer en el ámbito militar. «Cuando algo te gusta eres capaz de todo», concluyó. Su profesión la tienen en mente algunas jóvenes, le confesaron, pero, además, muchas aspiran a ser astrónomas, ingenieras químicas o fisioterapeutas.