Los jugadores del Numancia celebran el pase a la final del Play Off de ascenso
Los jugadores del Numancia celebran el pase a la final del Play Off de ascenso - EFE

Numancia y Real Valladolid: de no ser favoritos a luchar por una plaza en Primera División

Los dos equipos, con distintas trayectorias durante la temporada, jugarán esta noche el partido de ida de la final del Play Off por el ascenso

VALLADOLIDActualizado:

Este miércoles comenzará a rodar el balón en la final del Play Off por el ascenso a Primera División, un partido en el que se enfrentarán Numancia y Real Valladolid frente a frente, dos equipos con diferentes aspiraciones y recorrido en la temporada, pero que al final han demostrado por qué están a dos partidos de ascender a la máxima categoría, aunque solo uno saldrá triunfante.

La temporada para uno y otro equipo comenzó de manera muy distinta. El Real Valladolid empezaba con un nuevo entrenador a los mandos, Luis César Sampedro, para tratar de conseguir el ansiado ascenso, que se resiste desde que descendió el equipo, en la temporada 2013/2014. Lo que parecía que iba a ser un año prometedor, colocándose en segunda posición en las jornadas 5 y 7, se fue apagando poco a poco, subiendo y bajando de posiciones, dejando muchos destellos de calidad en diferentes partidos, y verdaderos dramas en otros, no alcanzando ninguna racha larga de victorias seguidas. Tras varios rifirrafes entre directiva y entrenador de forma pública, Sampedro fue cesado el 10 de abril, dejando al equipo en undécima posición y con muy pocas esperanzas de alcanzar el Play-Off, pasando el testigo de favoritos a otros equipos como Granada u Osasuna.

La llegada del nuevo entrenador, Sergio González, tenía obstáculos que superar: devolver la ilusión a la afición y gastar el último cartucho para alcanzar las eliminatorias para optar al ascenso. Dicho y hecho. Tras las primeras tomas de contacto, el equipo fue en ascenso, convirtiéndose en uno de los mejores equipos de la segunda vuelta y, a priori, sin la vitola de favorito pero con buena inercia, entrando en la quinta posición en la última jornada de liga y alcanzando una plaza para el Play Off.

Premio a la regularidad

El Numancia de Soria, por su parte, comenzaba la temporada sin ser uno de los favoritos para alcanzar la primera división, reservada esa plaza para otros equipos. A pesar de ello, el equipo de Jagoba Arrasate demostró desde el principio que ganas de ascender no le faltaba, y la regularidad ha sido la nota dominante durante toda la temporada, manteniéndose entre las 10 primeras posiciones durante las 42 jornadas, sin perder de vista la zona alta.

La segunda división es una liga muy exigente y larga, muy larga, y la buena dinámica que mostró hasta la jornada 28, se fue desvaneciendo un poco, con una mala racha a partir de ese momento, descendiendo hasta la décima posición, aunque revirtieron esa tendencia y volvieron en 6 partidos a colocarse en la cuarta posición.

Tres derrotas y un empate a falta de una jornada le ponía contra las cuerdas y diluía el sueño de entrar en Play Off, pero una victoria en el último partido contra la Cultural Leonesa, a la que mandaba a segunda B, le hizo entrar en la eliminatoria por el ascenso a Primera División como último clasificado.

Ahora, Valladolid y Numancia, quinto y sexto clasificado en liga regular respectivamente, se enfrentan por una plaza en primera división. Del encuentro de los que, a priori, no eran favoritos, saldrá vencedor un equipo castellano y leonés para devolver a la Comunidad a una de las mejores ligas del mundo.