La catedrática de Derecho Internacional Araceli Mangas, en Madrid
La catedrática de Derecho Internacional Araceli Mangas, en Madrid - ICAL
Sociedad

«Los nacionalismos pueden poner en peligro la Unión Europea»

Araceli Mangas recibe el premio Castilla y León de Ciencias Sociales y Humanidades 2017 como un reconocimiento «al trabajo» de toda su vida

ValladolidActualizado:

«Cuando hay personas que sólo piensan en su propia tierra y no son capaces de tener altitud de miras, entonces sí se pone en peligro la Unión Europea». Así de contundente se muestra la catedrática de Derecho Internacional Público y pionera en Derecho Comunitario en España, Araceli Mangas, que este pasado jueves fue nombrada Premio Castilla y León de Ciencias Sociales y Humanidades 2017. Y es que, a su juicio, como buena conocedora del proyecto europeo, son los nacionalismos los que «dañarían la integración de la Unión Europea».

Y, precisamente, el empeño en frenar el nacionalismo catalán ha hecho que quizá el protagonismo de España en Europa «no haya sido el de otros años». Pero se ha demostrado que el trabajo ha sido el correcto, y de hecho, «no tuvieron ningún reconocimiento internacional», explica la también investigadora salmantina, galardonada por el jurado por «su aporte decisivo en el encaje de España en las instituciones europeas».

Vio con «precocupación» el crecimiento de partidos euroescépticos y eurófobos en los últimos seis años, pero cree que, en parte, surgieron por «una mala gestión de la crisis de los refugiados de Siria» y que «en términos generales» ya han ido descendiendo.

Tiene claro que el Brexit fue «un mazazo para todos», pero también «un punto de inflexión». «Hemos reaccionado y nos hemos dado cuenta de que la UE ha costado mucho, fue un sacrificio de soberanías que nos ha merecido la pena», afirma convencida, porque ha dado como resultado «el pueblo de mayor estabilidad y bienestar y esto hay que preservarlo».

Brexit

La salida de Reino Unido «nos afectará como a todos», pero quizá los más perjudicados serán Irlanda, en primer lugar, y después España por las importantes relaciones comerciales existentes. «Que no haya aranceles nos ha beneficiado mucho, veremos a partir de ahora...».

Reconoce que el proyecto europeo «puede tener defectos» y que quizá necesite reformas, pero es «un punto de anclaje necesario e imprescindible». «Yo no concibo las relaciones internacionales sin la Unión Europea, ni qué sería España sin ella», explica.

«Útil a los ciudadanos»

Con «sorpresa», pero también con «enorme satisfacción» recibe la catedrática e investigadora de la Universidad Complutense de Madrid el galardón de su tierra. Es un reconocimiento «al trabajo de tu vida» y «el que me gusta hacer», recalca. A lo largo de su trayectoria ha intentado que su labor fuese «útil para los ciudadanos», a los que, por supuesto, las relaciones internacionales y todo lo que ocurre en Europa «les afecta». De ahí que haya intentando formar estudiantes que «vean más allá» de sus fronteras y aprovechen «las posibilidades de un mundo abierto».

Los miembros del jurado resaltaron también su aportación en temas como el Brexit, la crisis de los refugiados o los procesos separatistas en Europa. «Junto a su prolífica carrera como investigadora y experta, destaca de forma particular su capacidad divulgadora y su intensa y ejemplar labor docente en las universidades de Salamanca y Complutense de Madrid», destaca también el fallo.

Entre los premiados en esta categoría en otras ediciones están la Fundación Duques de Soria y el equipo investigador de Atapuerca, entre otros.