En Moradillo de Roa existen más de un centenar de bodegas, más las particulares y siete lagares
En Moradillo de Roa existen más de un centenar de bodegas, más las particulares y siete lagares - ABC
Ocio

Moradillo de Roa, a bodega por vecino

La pequeña localidad burgalesa recibe el Premio a la Mejor Inciativa Enoturística al impulsar las visitas a sus más de 160 «cuevas» y lagares de vino

BurgosActualizado:

En Moradillo de Roa hay 193 vecinos y casi el mismo número de bodegas que el Ayuntamiento está intentando recuperar en un proyecto enoturístico que cuenta con la vinculación de los habitantes de este pequeño municipio de la Ribera del Duero donde cultura y vino escriben juntos su historia. Lo que comenzó con 300 euros para unos folletos, se ha convertido en un ambicioso proyecto que ha recibido ya el Premio a la Mejor Iniciativa Enoturística de la Asociación Española de ciudades del Vino (Acevin).

Nacho Rincón es el concejal de Cultura, pero todos le conocen ya como el «concejal de bodegas», título lleva a gala desde que al inicio de la legislatura y sin presupuesto planteara ante sus vecinos el potencial enoturístico de Moradillo de Roa. En este pequeño pueblo de la Ribera del Duero todas las familias tienen o han tenido viñedos y queda una decena que se sigue dedicando profesionalmente al vino.

En el cerro de Moradillo, junto a la ermita, existen 157 bodegas y siete lagares a los que hay que sumar las bodegas subterráneas de cada casa por lo que, según indica Rincón, «tocamos a una bodega por vecino». Aunque la vinculación al vino persiste a lo largo de la historia, en las últimas décadas muchas de esas bodegas, cuyos orígenes se remontan al siglo XV, han quedado en desuso e incluso se desconoce quienes son sus propietarios.

El concejal explica que, en la actualidad, y dentro de la Ruta del Vino Ribera del Duero, se ofrece la visita al «entorno», a esos 18.000 metros cuadrados sembrados de esas pequeñas construcciones históricas por las que se accede a las bodegas y lagares a los que, de momento, no se puede entrar pero que constituyen un «atractivo turístico» por su singularidad.

Nacho Rincón explica que el Ayuntamiento quiere mejorar la visita con códigos QR que muestren las bodegas por dentro y audioguías que sirvan para mostrar «el alma y la historia» del vino en Moradillo de Roa. También tiene en mente un proyecto de musealización y posibles visitas guiadas al interior de alguna de las bodegas.

Fiesta de la Vendimia en Moradillo de Roa
Fiesta de la Vendimia en Moradillo de Roa

«Esto es solo el principio», señala el concejal, quien recuerda que, hasta la fecha, solo han podido invertir 300 euros en unos folletos turísticos. Para el próximo año quizás se incluya en el presupuesto municipal unos 3.000 euros y esperan contar con ayuda de la Diputación de Burgos y la Junta de Castilla y León.

Implicación vecinal

De momento, señala que todo se ha hecho gracias a la implicación de todos los vecinos y su colaboración voluntaria «cada uno en lo que sabe hacer». Todos juntos realizaron una jornada de limpieza del entorno del cerro de las bodegas, un vecino lleva la página web www.moradilloderoa.es, otro las redes sociales y otro realiza los vídeos que acumulan visitas en youtube. Además, el concejal destaca también el trabajo de una vecina en el archivo para recuperar la historia de las bodegas cuya primera referencia escrita data de 1550, hay un lagar de 1736 y barricas de 1820.