Una pareja mira los anuncios de una inmobiliaria en Valladolid
Una pareja mira los anuncios de una inmobiliaria en Valladolid - ICAL
Economía

El mercado inmobiliario repunta

Aumenta en 2017 la compraventa de viviendas un 11,51% frente al 14,6 por ciento nacional

ValladolidActualizado:

Las cifras no son ni una sombra de las del «boom inmobiliario», pero parece que el mercado de la vivienda está recuperando el pulso. Así lo demuestra el balance del año 2017, que cerró como el tercer ejercicio consecutivo de aumento del volumen de compraventas, siendo el número de operaciones cerradas el más alto desde 2011.

En total se contabilizaron 18.636 contratos de adquisición de viviendas en Castilla y León en 2017, lo cual implica que uno de cada cien habitantes adquirió una casa en estos doce meses. Una media que aunque pueda parecer elevada es, no obstante, de las más bajas del país. Y es que este repunte del mercado inmobilario ha sido mayor en los últimos años en otros rincones de la geografía española. Valga de ejemplo, que en la Comunidad Valenciana la tasa es de una compraventa por cada 57 habitantes, de acuerdo con los datos de Transmisiones de los Derechos de la Propiedad publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Así, si en 2017 el número de operaciones aumentó en Castilla y León en un nada desdeñable 11,51 por ciento, en el conjunto nacional el incremento fue del 14,6, quedándose la Comunidad en la sexta posición por la cola en cuanto a la evolución regional de la compraventa de viviendas. La siguen Canarias, Navarra, Extremadura, Galicia y País Vasco, registrando todas resultados favorables. En ninguna de ellas hubo descensos.

Sea como fuere, y aunque el ritmo sea menor, los síntomas son positivos, se cierran tres años de subidas consecutivas después de haberse registrado cuatro de bajadas entre 2010 y 2014. Además, cabe destacar que la recuperación llegó con más retraso a Castilla y León que al conjunto del país, que lleva un año de adelanto en la tónica de un mercado inmobiliario en alza que ahora se está apuntalando la región con datos aún un poco más tímidos de los que se pueden apreciar en la costa mediterránea o Madrid.

2017 confirma, además, lo que el mercado inmobiliario ya lleva señalando varios años y es el repunte de la vivienda de segunda mano frente a la nueva. Hubo una época, entre 2008 y 2012, que la balanza tendió a igualarse en Castilla y León. Con la explosión de la construcción las cifras casi avanzaban a la par, pero poco a poco, las viviendas «usadas» se han vuelto a imponer. El año pasado las compraventas de este tipo de inmuebles eran cuatro veces más que aquellas a estrenar.

Así la vivienda usada supuso un 79,2 por del mercado inmobiliario, un poco por debajo de la media nacional del 82 por ciento. También se impuso con gran diferencia la libre -un 86,7 por ciento de la operaciones de compraventa- frente a las de carácter protegido -13,55%- que en estos años han mantenido una mayor estabilidad, de acuerdo con los datos del INE.

Por provincias, el incremento de compraventas se apreció en todas salvo en Soria, la única que mostró descensos en toda la Comunidad y una de las cuatro en las que cayó el mercado en 2017 de toda España, junto a Almería, Lugo y Guipuzkoa.

Por provincias

La cifras señalan que Valladolid fue la que contabilizó una mayor número de operaciones, una suma de 4.624, tras elevarse los contratos en un 16,97 por ciento en doce meses. Le siguen Burgos, con 3.121 (6,19 más); León 2.67 (+11,34%); Salamanca, 2.470 (+10%); Segovia, 1.465 (+11,07), Palencia, 1.268 (+13,32%); Ávila, 1.145 (+18,29); Zamora, 1.059 (+18,86); y, en último lugar, Soria, con 617 compraventas, tras caer la cifra en un 12,2 respecto a 2016.