Política

Mañueco arranca junto a su equipo con la vista puesta en 2019 y «orgulloso de ser del PP»

El presidente popular reúne hoy a su Comité Ejecutivo centrado en el ámbito municipal, base de su proyecto

Alfonso Fernández Mañueco junto a su equipo, en una imagen de archivo
Alfonso Fernández Mañueco junto a su equipo, en una imagen de archivo - F. HERAS

Con nuevas y engrasadas piezas para que la maquinaria funcione a la perfección. Así está ya el nuevo Partido Popular de Castilla y León que desde el 1 de abril encabeza Alfonso Fernández Mañueco, que hoy arranca al completo la actividad, una vez cerrado también el organigrama en las provincias. Habrá Comité Ejecutivo en la sede regional, el primero con todas las nuevas caras, y en la que los dirigentes provinciales también tomarán la palabra.

El nuevo PP camina ya por la senda de la nueva era tras el adiós de Juan Vicente Herrera después de quince años como presidente. Una nueva etapa que comenzó a escribir las primeras páginas el jueves 9 de marzo, cuando Herrera hizo oficial que había comunicado a Mariano Rajoy que no optaría a un quinto mandato. Después de un tiempo de incógnita, abría así la puerta a una sucesión que llevaba dilatando y amagando tiempo. Desde entonces, en estos dos meses, el PP de Castilla y León ya ha escrito las páginas del primer capítulo, que comenzó incluso con intriga. No sólo por ese episodio previo de incertidumbre sobre la voluntad de Herrera de seguir o no, sino por que para la primera vez que el partido abría la puerta a las primarias con el voto directo de los militantes, hubo dos opciones: Alfonso Fernández Mañueco y Antonio Silván.

Las bases decidieron, y quien durante los tres quinquenios de mandato de Herrera había sido su número 2 dio un salto en el escalafón. El hasta entonces secretario general pasó como único candidato tras imponerse en siete provincias (todas menos León, la tierra de su rival, y Palencia) y lograr el respaldo del 68% de quienes depositaron su papeleta.

Ahora ya están encajadas por las piezas para intentar recuperar alcaldías perdidas, afianzar las que tienen y volver a la mayoría absoluta de la que ha gozado el PP durante años en Castilla y León, tirando de esa experiencia. De hecho, su equipo nació con un nuevo cargo en el organigrama: coordinadora del Programa Castilla y León 2019, en manos de Silvia Clemente. Toda una declaración de intenciones de los objetivos claros marcados. Tras el verano, y a año y medio de la cita con las urnas, se pondrán manos a la obra, con reuniones con diferentes colectivos por todas las provincias para elaborar su propuesta adaptada a las demandas de la sociedad. Y es que Mañueco dejó claro desde el principio que «trabajaremos del lado de las personas».

Otro segoviano acompaña al también alcalde de Salamanca en lo alto de la Ejecutiva: Francisco Vázquez. Hombre de partido, como el propio Fernández Mañueco se ha autodefinido, es el nuevo secretario general. En general, en las provincias, gente próxima a Mañueco. Hombres y mujeres con carné de la formación de la gaviota desde hace tiempo. De hecho, otra de las reiteradas peticiones del nuevo presidente a los suyos es mostrar el «orgullo» de ser del PP. Llamada también a la «unidad», a la implicación de «todos» y al «no sobra nadie» para sumar en un proyecto sustentado con unos cimientos con importante base en el terreno municipal.

Entre los presidentes provinciales, cinco mandos en las diputaciones. Y en el organigrama más próximo a Mañueco, también importante peso al medio local, con un equilibrio territorial. Seis nuevas caras para otras tantas vicesecretarías forjadas en la «cantera». Organización para un alcalde, el de Burgos, Javier Lacalle. Desde el Ayuntamiento de Ávila, Héctor Palencia, al frente de Política Municipal, mientras que la alcaldesa de Baltanás (Palencia), María José de la Fuente, lleva las riendas de Acción Social. María José Heredia, de Soria, las Políticas Sectoriales.

Voces cercanas

Donde marca una de las diferencias con Herrera es en la presencia de miembros de la Junta en el núcleo duro del partido. Si en el último equipo del actual presidente del Gobierno regional era nutrida su presencia, en el más próximo a Mañueco es prácticamente nula. Únicamente la consejera de Familia, Alicia García, está pero desciende el tercer puesto en el escalafón como coordinadora a valedora del afiliado. También, la viceconsejera de Función Pública, la soriana Rocío Lucas, como presidenta del Comité de Derechos y Garantías.

Otra fuente de la que bebe Mañueco en su equipo son las Cortes de Castilla y León, donde él tiene escaño y preside el grupo. El nexo de unión con la Junta, donde también ha situado a gente próxima. Además de a la zamora Isabel Blanco (Estudios y Programas) ha elegido a un hombre de su confianza como Raúl de la Hoz como portavoz, además de responsable de Acción Parlamentaria y Comunicación. Joven y con experiencia parlamentaria, es la voz del PP en la Cámara y asuntos del partido, en el que el presidente ha cobrado más protagonismo.

Toda la actualidad en portada

comentarios