El investigador Luis Díaz González de Viana
El investigador Luis Díaz González de Viana - ICAL
Premios Castilla y León

«Debemos huir de las visiones más bien deprimentes de Castilla y León»

El antropólogo Luis Díaz González de Viana, Premio Castilla y León de Ciencias Sociales y Humanidades

ZamoraActualizado:

En su extenso currículum cuenta con premios como el de Investigación Cultural Marqués de Lozoya que concede el Ministerio de Cultura o el Premio Nacional de Folklore Agapito Marazuela a los que ahora suma el Premio Castilla y León de Ciencias Sociales y Humanidades. El antropólogo e investigador Luis Díaz González de Viana ha recibido un nuevo galardón que le hace especial ilusión por considerar que supone un reconocimiento a toda una disciplina científica y en particular al estudio antropológico de la Comunidad autónoma, especialmente al que versa sobre la cultura popular y la identidad regional.

En Cabo Verde, donde imparte un curso de doctorado en la Universidad de Mindelo, recibió ayer la «sorprendente» llamada de la consejera de Cultura de Castilla y León, Josefa García Cirac, para comunicarle una grata noticia como era el Premio Castilla y León de Ciencias Sociales y Humanidades.

El investigador del CSIC puso de relieve la importancia de los estudios antropológicos en «la construcción y gestión de la identidad cultural» y se refirió al caso concreto del pueblo castellano y leonés y a la importancia de ser «conscientes y dueños» del relato identitario propio para que «no nos lo confeccionen ni adjudiquen otros». De esa forma se puede huir de las visiones «más bien deprimentes sobre Castilla y León». También reivindicó un relato identitario que no circunscriba a esta Comunidad autónoma únicamente a «un pasado rural al que se sitúa entre lo arcaico y el atraso». En tiempos caracterizados por la globalización, Luis Díaz González de Viana resaltó el papel de la antropología en la construcción de la identidad, «que es algo de tanta transcendencia en el desarrollo integral de los pueblos hoy en día», indicó.

El etnógrafo nacido en Zamora aunque vallisoletano de residencia está vinculado profesionalmente a las Universidades de Salamanca y Valladolid y al Consejo Superior de Investigaciones Científicas, desde donde trabaja en una disciplina científica que ve ahora reconocida con el galardón.

Para este investigador de las tradiciones y la expresión cultural de los pueblos el premio significa que «el tiempo de la antropología finalmente ha llegado». Por ello, propuso dejar atrás una visión pintoresca y provinciana para «adentrarse en un conocimiento científico de la cultura viva de castellanos y leoneses» que va más allá de «santos y cantos» y de «monumentos y grandezas espirituales o materiales del pasado».