La central térmica de Iberdrola en Velilla ICAL
ECONOMÍA

La Junta ve una «traición» de Iberdrola en el cierre «inexplicable» de la central de Velilla

La compañía eléctrica asegura que mantendrá los 80 empleos

VALLADOLIDActualizado:

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, calificó de «malísima noticia» el anuncio de Iberdrola de proceder al cierre de la central térmica de Velilla del Río Carrión (Palencia) y consideró una «traición» y una «deslealtad» que la empresa no informara de sus planes a la Junta de Castilla y León. Por ello, solicitó a la compañía una reunión para conocer las razones de esta medida que insistió es «inexplicable». Del Olmo también informó de que ha contactado con el Ministerio de Energía, que dirige Álvaro Nadal, para ver que pasos se pueden dar. La consejera hizo hincapié en que la decisión de la compañía propietaria la ha tomado con la «aquiescencia» de grupos políticos que -dijo- que «aquí defienden la minería y en Madrid, no». Pilar del Olmo rogó al PSOE que se ponga al lado del Ministerio de Energía para acordar una norma que impida que desaparezcan las térmicas después de advertir que cuando en el Congreso de los Diputados se aprueba una iniciativa parlamentaria para cerrar las térmicas en 2020 -a propuesta de Podemos y con el «sí» socialista-, algunas empresas aprovechan ese contexto para hacerlo.

La eléctrica anunciaba a primera hora de la tarde que clausurará, además de la Velilla, la de Lada, en Asturias, y señaló que se trata de una «decisión mediante la que se ratifica» la idea de reducir las emisiones de CO2 en un 50 por ciento en el año 2030 respecto a los niveles de 2007 y de ser neutra en carbono en 2050. La petición de la autorización para su clausura se realizará ante el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital para ambas plantas, que suman una potencia de 874 megavatios.

Iberdrola señaló que su cierre no afectará al compromiso de la compañía con el empleo, ya que recolocará al cien por cien de la plantilla (90 pleados en Lada y 80 en Velilla). Así será tanto en las labores de desmantelamiento de ambas plantas, que se extenderán durante cuatro años desde la fecha de aprobación de cierre y supondrán una inversión cercana a los 35 millones de euros, como en otras instalaciones de la empresa. Las zonas ocupadas por Lada y Velilla serán a su vez objeto de una restauración paisajística. De esta forma la compañía ha decidido completar el proceso de cierre de todas sus centrales de carbón en el mundo, fuente de energía que, recordó, representa en la actualidad sólo el 1,8 por ciento de la capacidad total del grupo.

Del Olmo, por su parte, explicó que el Ejecutivo tenía la «confianza» de que esta iba a seguir produciendo electricidad debido a que había realizado las inversiones de desulfuración y «poco a poco», como la de La Robla (León), iba haciendo las de desnitrificación. Por ello, la consejera espera poder convercer a los directivos de la eléctrica de que éste «no es el camino». En este sentido, recalcó que Iberdrola trabaja «mucho» en Castilla y León. «Se les llena la boca de que invierten mucho, pero vemos que no es así», afirmó con rotundidad Pilar del Olmo, quien afeó a la empresa que no informara de sus planes a la Junta. «Merecemos otro trato», agregó al tiempo que recordó las inversiones del Ejecutivo para electrificar un polígono, una actuación que recordó «cuesta mucho dinero», informa Ical.

Por el contrario, Del Olmo destacó que la Junta ha mantenido muchas reuniones con otras empresas del sector, como Gas Natural Fenosa o Endesa. «Las cosas van avanzando y van por el buen camino», dijo la consejera, quien recordó que en el caso de Endesa está comprando carbón. Además, marcó diferencias con la térmica de Anllares (Páramo del Sil, León), que dijo está abocada al cierre, algo que conocía el Gobierno autonómico, porque no había realizado las inversiones en desulfuración.

«No me lo puedo ni explicar», dijo Pilar del Olmo quien reconoció desconocer la política que sigue la empresa, ya que argumentó que el carbón es una fuente de energía «barata y autóctona». Además, la titular de Economía recordó que el ministro Álvaro Nadal considera que el carbón es fundamental en España para el interés nacional, porque abarata el precio de la electricidad. «Lo que no puede ser es que cada empresa vaya por su cuenta y sin avisar», dijo.

Finalmente, la consejera apuntó que es una «lástima» que el Ministerio no pueda aprobar una norma porque no haya consenso para ello. Pilar del Olmo concluyó que el PSOE y Podemos, entre otros, se han cargado las térmicas y la minería, con su posición sobre estas centrales.