Del Olmo explicó el nuevo techo de gasto durante el Consejo de Gobierno
Del Olmo explicó el nuevo techo de gasto durante el Consejo de Gobierno - F. HERAS
Economía

La Junta prevé la creación de 21.100 empleos en 2017

Hacienda ha hecho una «estimación» de lo que recibirá de Hacienda a falta de datos concretos del Ministerio

ValladolidActualizado:

Con el ejercicio ya comenzado, la Junta de Castilla y León desveló ayer sus previsiones por las que circulará la economía este 2017. Y lo hará por los railes del crecimiento, una vez que en 2014 dejó atrás la estación de la crisis y los números rojos. Eso sí, serán unas vías en las que no podrá seguir apretando tanto el acelerador. El Producto Interior Bruto (PIB) navegará al 2,5 por ciento, dos décimas menos que lo estimado para el pasado ejercicio (2,7), cuando, a falta de datos definitivos, se superó. El tirón de la demanda interna y externa será «fundamental» en ese empujón, sin olvidar el incremento del consumo privado.

Y eso se traducirá «en lo que importa», en la creación de empleos, destacó la consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, en la presentación del techo de gasto no financiero que ayer aprobó el Consejo de Gobierno de la Junta, en cuyo cálculo toman especial importancia estas variables económicas y que supone «el primer paso» para la aprobación de unos Presupuestos que ya van con retraso. Así, según las estimaciones que figuran en el cuadro macroeconómico, la tasa de paro se reducirá al 14,1 por ciento en la media del conjunto del año, frente al 17,8 previsto para el ejercicio precedente, que también se mejoró (el último trimestre acabó en el 14,81). Aparejado, mayor empleo, en concreto, un 2,1% más. En números, 21.105 puestos de trabajo a tiempo completo más, según las estimaciones de Hacienda.

Estos datos, junto con el objetivo de déficit aprobado y fijado definitivamente para las comunidades el pasado 22 de diciembre en el 0,6% de su PIB, completan el cuadro macroeconómico diseñado por la Junta, punto de partida para elaborar el techo de gasto no financiero, que también se apunta al crecimiento. En concreto, un 2,8 por ciento, lo que supone casi 250 millones de euros más disponibles, hasta los 9.159,83, la cifra «más favorable» desde 2012, destacó Del Olmo.

«Los riesgos están medidos y son totalmente asumibles», recalcó las consejera

Una cuantía para la que la Consejería de Economía y Hacienda ha tenido que sacar su propia calculadora y hacer sus estimaciones. Pilar del Olmo defendió que han hecho los cálculos con criterios de «prudencia». «Los riesgos están medidos y son totalmente asumibles», recalcó las consejera, pues la «incertidumbre económica» que puede haber respecto a lo que finalmente decida transferir el Gobierno central son unos 177 millones de euros dentro de un global del techo de gasto superior a los 9.000 millones. Una cantidad «mínima» que hace que «podamos asumir ese riesgo», resaltó.

Ahora, el techo de gasto, paso previo imprescindible para poder aprobar las Cuentas -que ahora están prorrogadas, al igual que las del Estado-, se remite a las Cortes, con la intención de que la próxima semana se debata y se someta a votación en el pleno. «Si no se aprueba, no hay Presupuesto», advirtió Del Olmo, quien no aventuró fechas para poder cerrar ese cuadrante, pues «queda bastante trabajo por hacer» y además requieren el entendimiento con otras fuerzas que garanticen que salga adelante.