Gasolinera de una cooperativa agraria en la provicia de Segovia
Gasolinera de una cooperativa agraria en la provicia de Segovia - ABC
Economía

La Junta estudiará la devolución de más de 14.000 euros de sanciones a gasolineras desatendidas

También se plantea la revisión de oficio del resto de expedientes abiertos, que contemplaban multas de 45.000 euros

Se paralizan los controles a la espera del cambio normativo que autorice de nuevo esta modalidad de venta

ValladolidActualizado:

La maquinaria ya se ha activado en las Cortes para dar marcha atrás a la prohibición en Castilla y León de las gasolineras desatendidas. Pocos días después de que la restricción cumpliera un año en vigor, el PP, promotor en su día de la iniciativa, anunció la semana pasada una PNL para deshacer la obligación de contar con personal después de que desde la Unión Europea ya hubieran advertido a España que contravenía la libre competencia. En este escenario, y a la espera aún de que la tramitación parlamentaria prospere, en la Junta se trabaja ya para afrontar las consecuencias. Y es que en este tiempo se han iniciado 29 expedientes sancionadores, así que antes de que puedan llegar las reclamaciones, en la Consejería de Economía y Hacienda analizan si procede la revisión de oficio de todos los casos, más aún cuando, por pago voluntario, ya se han asumido multas que superan en su conjunto los 14.400 euros.

De esta forma, desde la Consejería explican que se va a analizar cada uno de los expedientes en el marco de la posible derogación de la normativa vigente. Entre ellos, hay distintos grados de tramitación. La mayor atención reside en los ocho casos que ya están cerrados. Por la vía administrativa las resoluciones son firmes después de que hubiera reconocimiento de los hechos por parte de los propietarios de la gasolinera en cuestión y que, en consecuencia, procedieron al pago voluntario de la multa correspondiente. En estos supuestos se estudiará la devolución del importe abonado.

De entre el resto de expedientes, ocho de ellos aún no han finalizado y otros trece sí lo han hecho y han derivado en la imposición de una sanción -el importe de todos ellas suma 45.927 euros-. No obstante, aquí los responsables de las gasolineras no han procedido al pago voluntario y ninguna de las resoluciones es firme en la vía administrativa, de manera que en el caso de que el cambio normativo se materialice se presupone que no llegarían a término. Al igual que en los ya cerrados, en estos supuestos se estudiaría la revisión de oficio en vista a revocar la multa.

Aunque por iniciativa propia la Junta proceda a evaluar la situación y dé una respuesta, es posible que haya quienes procedan igualmente a realizar sus reclamaciones por la vía administrativa y judicial ante los expedientes sancionadores, pero también ante lo que el sector de este tipo de gasolineras consideran daños colaterales de esta medida.

De momento, consideran «prematuro» precisar más al respecto dado que la nueva norma aún no ha entrado en vigor. Cuando lo haga se valorará la posible reclamación patrimonial, explicaron desde Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas. En los mismos términos se pronunció Urcacyl, que precisó que los efectos económicos de la obligación de contar con personal se han hecho notar en dos supuestos: la nómina extra en aquellos casos en los que se contrató a un trabajador y en la caída de ventas de los que optaron por cerrar su estación de servicio por las noches y los fines de semana para evitar multas. Ni unos ni otros se atreven precisar en cifras el «daño» y entienden que en proporción se han decantado por igual entre las dos opciones.

84 controles en un año

Desde que entrara en vigor la prohibición de gasolineras desatendidas, desde la Dirección General de Comercio y Consumo se han efectuado 84 visitas a estaciones de servicio para comprobar si contaban con personal, resultando en un 25 por ciento de los casos que carecían de él, según datos facilitados por la Consejería de Economía y Hacienda.

Dado que las reglas del juego pueden cambiar en breve, se van a paralizar las inspecciones en este sentido. Las citas con este tipo de establecimiento continuarán, pero, hasta que llegue a Pleno la petición popular de volver atrás en el tiempo y permitir de nuevo las gasolineras desatendidas, en los controles no se examinará el aspecto laboral que contempla la ley aún vigente.