Incendios

La Junta eleva a 8.000 las hectáreas calcinadas por el fuego intencionado de Encinedo (León)

El incendio avanza sin control en la comarca leonesa de La Cabrera y 35 vecinos evacuados aún no han vuelto a sus casas

Incendio en la comarca leonesa de La Cabrera
Incendio en la comarca leonesa de La Cabrera - ICAL

El fuego sigue avanzando en la comarca leonesa de La Cabrera. El director general de Medio Natural de la Junta de Castilla y León, José Ángel Arranz, ha elevado ya a 8.000 las hectáreas calcinadas por el fuego intencionado que comenzó el pasado lunes con origen en el municipio de Encinedo y que sigue fuera de control.

En declaraciones al programa «Herrera en Cope», Arranz ha explicado que el incendio tiene tres frentes controlados y un cuarto todavía activo. Además, José Ángel Arranz ha añadido que cualquiera de estos focos a pesar de los numerosos medios aéreos con los que cuentan «puede reproducirse con el aumento de la temperatura y del viento», informa Ep.

En cuanto a los vecinos de las localidades evacuadas, el director de Medio Natural ha abierto la posibilidad a que este jueves regresen a su casas, aunque ha advertido de que «todo dependerá de la intensidad del viento». Actualmente sólo quedan en el albergue de La Baña unos 35 vecinos de Trabazos, dado que los de Losadilla pudieron regresar a sus casas anoche y los de Forna lo han hecho en torno a las 9.00 horas de este jueves.

José Ángel Arranz ha insistido en que, aunque se investigan las causas del incendio, «el punto en que se inició y la hora indican que fue intencionado».

ICAL

Las labores de extinción continúan y las realizadas durante la pasada noche han sido especialmente duras por la virulencia de las llamas que obligaron a desalojar hasta tres pedanías de Encinedo, en concreto Trabazos, Forna y Losadilla. Los medios aéreos se han incorporado a las labores de extinción con las primeras horas de luz del día y son 300 las personas que están trabajando ahora mismo contra las llamas, informa Efe.

La Junta mantiene el nivel dos de peligrosidad que se establece por persistir las condiciones de riesgo para la población. Esta circunstancia se debe a la «extrema» dificultad de control de los frentes activos a causa de la orografía abrupta de la zona, el viento cambiante y la extrema sequedad de la cubierta vegetal.

En la última reunión del Centro de Coordinación Operativa Integrado (CECOPI) se establecieron los relevos de los 330 trabajadores de la Junta, MAPAMA y UME, que han desarrollado su tarea en el incendio, por otro personal para los trabajos nocturnos, centrados en el uso de maquinaria pesada y contrafuegos.

Entre los efectivos dedicados a acabar con el fuego se encuentran los del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), que ha sumado en las últimas horas diez aeronaves a las cinco que ya había desplegado para colaborar con la Comunidad Autónoma de Castilla y León en la extinción del incendio forestal.

Toda la actualidad en portada

comentarios