Sucesos

Huye tras ocultarse durante un atraco y avisa a la policía

Dos personas fueron detenidas tras el robo en un domicilio de Zamora

Actualizado:

La Policía Nacional de Zamora detuvo a dos hombres españoles de 42 y 29 años de edad, que atacaron y retuvieron a un matrimonio y a su hija en su propia casa para robarles, según informaron fuentes de la Comisaría Provincial.

Los hechos se produjeron en madrugada del 1 de diciembre cuando, después de cerrar su establecimiento, un matrimonio fue a su casa, sin darse cuenta de que era seguido desde hacía varias horas por los delincuentes, que habían sometido a vigilancia a la pareja durante los días precisos para conocer sus horarios y recorridos que seguían al terminar la jornada laboral.

Cuando el matrimonio iba a entrar en su casa, dos personas encapuchadas y armadas con pistolas les golpearon y les empujaron al interior de la vivienda, en cuya planta superior se encontraba la hija de la pareja y su novio, según detallaron las mismas fuentes.

Al escuchar las voces, la joven salió de la habitación y uno de los asaltantes la golpeó y arrastró por el pelo hasta donde se encontraban sus padres. Mientras tanto, el novio, «dándose cuenta de la gravedad de los hechos», permaneció en el interior del cuarto sin ser detectado por los agresores.

Los delincuentes llevaron al cabeza de familia a la planta superior, cerca de donde estaba escondido el novio de su hija, y amenazaron con armas a las personas retenidas en la planta inferior para conseguir el dinero que tenían en la vivienda, procedente de la recaudación de su negocio, informa Ical.

Una vez obtenido el botín, agruparon de nuevo a las tres víctimas en la planta principal, donde las inmovilizaron y amordazaron, «sin tener en cuenta que presentaban varios huesos rotos, fruto de las patadas y golpes recibidos».

El novio logró escapar «con gran valentía» saltando desde el primer piso por la ventana y cayendo, precisamente, sobre el techo del coche de los atracadores, por lo que quedó lesionado. «Como si del guión de una novela se tratara, era observado a través del cristal traslúcido de la puerta de entrada por su novia, que se encontraba maniatada, sin que los asaltantes se dieran cuenta», relató la Policía Nacional.

El joven pudo avisar a la Policía y guiar a los agentes hasta la puerta del domicilio, que «se abre debido a que la hija había conseguido liberarse de parte de sus ataduras». La patrulla inmovilizó a los dos sujetos «a pesar de la resistencia y violencia que ejercieron para evitar su detención», como presuntos autores de los delitos de detención ilegal, robo con violencia y lesiones. En el forcejeo, uno de los policías resultó herido.

Las víctimas fueron trasladadas al Hospital Virgen de la Concha, donde fueron tratadas de las fracturas y contusiones. Los detenidos fueron puestos a disposición judicial, con la solicitud de su ingreso en prisión, según apuntaron las mismas fuentes.