El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera
El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera - F. HERAS
POLÍTICA

Herrera, «abochornado» por la sentencia del «caso Gürtel» que afecta «muy profundamente» al PP

El presidente de la Junta de Castilla y León estima que el fallo «ahonda en el vértigo de descrédito de la política y los políticos»

VALLADOLIDActualizado:

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, reconoció este viernes sentirse «abochornado» por el fallo de la sentencia del «caso Gürtel». Además, consideró que este fallo, junto con «otros sucesos» acontecidos esta semana, «ahonda en el vértido de descrédito de la política y los políticos» y afecta «muy profundamente» al Partido Popular.

Sin embargo, el jefe del Ejecutivo autonómico pidió respeto para las sentecias y defendió que el partido se encuentra «lleno de personas buenas y honestas» que quieren «contribuir» para sacar adelante el país, por lo que dijo sentirse «abochornado de verdad». De la misma forma, y tras reconocer que dedicó tres horas a la lectura de la sentencia judicial, a pesar de lo cual no podría «entrar en detalle», reclamó respeto «por lo que dice la sentencia, por lo que falla y también por lo que no dice», señaló.

Igualmente aclaró que la sentencia en su fallo «para nada criminaliza, se refiere, reprocha y ordena deducir ningún testimonio de la actividad de la administración autonómica de Castilla y León ni del PP de Castilla y León», aclaró. Por eso incidió en la necesidad de «leer» el texto para poder respetar el fallo emitido por la Audiencia Nacional.

Herrera lamentó que a la media hora de haberse dado a conocer el fallo a través de los medios, tuviera la ocasión de escuchar «con asombro, bastante alarma y algo de sonrojo» algunas reacciones de personas que «por su carácter iletrado» aludían a una sentencia de 1.700 folios, a pesar de lo que «ya eran capaces de decidir sobre lo justo y lo injusto». A juicio del presiente de la Junta, esas personas están «haciendo un enorme daño a la justicia» aunque su intención sea hacer daño «al adversario político», concluyó.