Eugenia Acitores, en la Casa Zorrilla de Valladolid, con algunos de los libros del célebre autor
Eugenia Acitores, en la Casa Zorrilla de Valladolid, con algunos de los libros del célebre autor - F. HERAS
SOCIEDAD

Las «herederas» de Zorrilla

Una investigación genealógica revela que Aída y Eugenia Acitores, vecinas de Torquemada, son parientes del escritor

VALLADOLIDActualizado:

Aída Acitores y su tía Eugenia Acitores, descubrieron de la noche a la mañana que uno de sus antepasados no era otro que el célebre escritor y poeta vallisoletano José Zorrilla. Según apuntan tía y sobrina, este descubrimiento les hizo «mucha ilusión», más todavía teniendo en cuenta que el autor del «Don Juan Tenorio» no tuvo descendencia directa. Todo comenzó cuando Aída, junto con su madre, gracias a la profesión de periodista de la primera y su gusto por la historia, empezaron a leer hace un año sobre la familia Zorrilla. Se celebraba el bicentenario del escritor y además porque estaban preparando unas rutas teatralizadas en la localidad palentina de Torquemada, donde Zorrilla «tuvo una casa y escribió algún relato inspirado en el municipio». Descubrieron cosas «muy interesantes sobre la familia», como por ejemplo que el padre del dramaturgo «fue muy importante» para la historia del pueblo porque dirigió las tropas que plantaron cara a las facciones francesa en 1808. Tras esta exhaustiva búsqueda de información, un joven llamado Javier Balbás, que trabaja como informático en la Escuela Técnica Superior de Arquitecturade la Universidad de Valladolid, se puso en contacto con Aída para trasladarle que él también estaba investigando «y haciendo un trabajo de archivo» en el que trazaba el árbol genealógico de la familia Zorrilla. Comprobando que el escritor no tuvo ni hermanos ni hijos, estudió el caso de sus tíos, los hermanos del padre de José Zorrilla. En alguna línea «se pierde el rastro», pero hay una en concreto, la de Hilaria, tía del dramaturgo, que continua en el tiempo hasta descubrir que tanto Eugenia como Aída son descendientes de ella.

Los indicios de que eran familiares de Zorrilla siempre estuvieron ahí, pero sin pruebas era imposible saberlo. «Mis tíos siempre me dijeron que me parecía a la abuela de mi padre, que a la que le gustaba mucho leer. Y en su casa había muchos libros, cosa rara en aquella época y más siendo gente inculta, como todos los agricultores de aquellos años», afirma Eugenia Acitores, que siempre le sorprendía esta comparación con su bisabuela. Todos estos datos han salido a la luz gracias a la investigación de Balbás, un seguimiento que ha realizado a través de pesquisas genealógicas de Torquemada (Palencia) ya realizadas por Pedro Cerrato y que ahora él ha completado en estos últimos meses.

«Tras observar los datos de Cerrato, vi que faltaba la familia de Zorrilla, porque ya estaban descubiertos sus ancestros, pero no sus descendientes, así que empecé, yendo incluso al Archivo Histórico y contrastando información con el trabajo de Cerrato. Casi he descubierto a prácticamente todos los que siguen viviendo en Torquemada, porque hay mucha gente que emigró», afirma Balbás, que ha creado una página de Facebook llamada «Historia de la Villa de Torquemada» donde está dando a conocer toda la línea genealógica descubierta hasta el momento. «Hay mucha gente que no sabía que era descendiente cuando lo leen y que alucinan», explica.

«Se ha ido perdiendo»

Como dato curioso, Balbás apunta que en la localidad palentina sólo hay una persona que conserva el apellido Zorrilla, con lo que es «originaria» del escritor, ya que los demás familiares vivos descienden de sus tías, y el sobrenombre «se ha ido perdiendo». Por si fuese poco, y lo que fue el germen de esta búsqueda, Balbás está investigando las propiedades que tuvo el dramaturgo vallisoletano en la villa de Torquemada, como bodegas o alguna casa que tenía.

Por el momento, no se propone editar un libro con toda esta información, aunque no descarta sacarlo más adelante, quizá con la ayuda de Aída que, como es periodista, «tiene más mano en esto».