Hemiciclo de las Cortes de Castilla y León
Hemiciclo de las Cortes de Castilla y León - F. HERAS
Política

Los grupos parlamentarios se blindan con excusas para mantener los aforamientos

De la Hoz retó a los socialistas a apoyar su propuesta, que afecta a los procuradores y no al Gobierno regional

ValladolidActualizado:

Todos los grupos de las Cortes autonómicas (PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos y Grupo Mixto) se enredaron este pasado miércoles en excusas para no avanzar en la eliminación de los aforamiento de los cargos políticos. El pleno debatió una iniciativa del Grupo Socialista para acabar con estos privilegios, tanto en el Parlamento regional como en la Junta, que fue rechazada por los populares y, por lo tanto, no ha salido adelante al empatar en número de votos pero imponerse el de calidad de la presidenta de la Cámara.

El debate estuvo plagado de reproches, especialmente entre PP, PSOE y Ciudadanos. El portavoz del PP, Raúl de la Hoz, mostró una serie de fotografías en las que aparecía Luis Tudanca, Pedro Sánchez o Susana Díaz para poner de relieve las «profundas contradicciones» de los socialistas que donde gobiernan quiere mantener el aforamiento de los miembros del Ejecutivo y en Castilla y León eliminarlo». A su juicio, su postura no es más que «una excusa» para perpetuarse en su propio privilegio y no aceptar la limitación del mismo». Recordó, incluso, que la propia presidenta andaluza, mantiene que la retirada de los aforamientos de su gobierno debe suscribirse a un debate nacional. De la Hoz animó a los socialistas a sumarse al acuerdo que firmó el PP con Ciudadanos para eliminar el 90 por ciento de esos privilegios. «Firmen y luego critíquenos», insistió

Lejos de aceptar esta propuesta, la socialista Virginia Barcones defendió su iniciativa, que supondría la reforma del Estatuto y la inclusión, al mismo tiempo, de un «suelo social» en los presupuestos. Pidió «luz y taquígrafos al manoseo del debate de PP y Ciudadanos», a los que tachó de una «derecha imbuida en una lucha de alcoba». También el portavoz de la formación naranja, Luis Fuentes, se mostró muy crítico, en este caso hacia los socialistas, a los que reprochó no permitir el poco avance en medidas de regeneración y acabo por asegurar que «esto es un circo», al considerar que un 90 por ciento es menos que cien, pero más que cero, que es donde finalmente se quedan.