Luis Tudanca y César Rico, en los actos del Día de la Provincia de Burgos
Luis Tudanca y César Rico, en los actos del Día de la Provincia de Burgos - ICAL
Política

Garoña, protagonista en el Día de la Provincia de Burgos

El secretario del PSCL, Luis Tudanca, y el presidente de la Diputación burgalesa, César Rico, se refieren a la situación de la central y al plan alternativo para el entorno

BurgosActualizado:

La central nuclear de Garoña ha estado muy presente este sábado en el acto del Día de la Provincia de Burgos, celebrado en la localidad de Salas de los Infantes, y ha centrado las intervenciones de algunos de los asistentes. Así, el secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, ha criticado que, un mes y medio después del anuncio del cierre, «no se sabe nada» del plan alternativo para el entorno.

Tudanca ha señalado que este hecho es «la cruz» que soporta estos días la provincia, después de años de «mentiras y tomaduras de pelo» del Partido Popular. El líder socialista ha destacado la importancia de este plan para que las comarcas de Las Merindades, Miranda de Ebro y La Bureba «tengan un presente y un futuro» más allá de la planta nuclear. "Sabíamos que iba a pasar y lo advertimos", ha dicho.

Luis Tudanca ha acusado, además, al PP de mentir en todo este proceso y, ante la agrupación de varias pequeñas entidades locales para elaborar un plan de dinamización socioeconómico, ha señalado es fruto de la «frustración» de los pequeños municipios.

En este sentido, ha recordado que la proposición no de ley que presentó en sesión plenaria de las Cortes de Castilla y León el PSOE señalaba que cualquier acción vinculada al futuro de la zona se hiciera con la participación de las instituciones locales. «Esperemos que se las escuche, pero para ello se tienen que poner manos a la obra», ha añadido, informa Ep.

A estas afirmaciones del líder socialista respondió el presidente del Partido Popular de Burgos y de la Diputación Provincial, César Rico, quien ha asegurado que la central nuclear de Santa María de Garoña «no tiene alternativa porque es muy difícil que lleguen empresas con mil trabajadores a la zona».

Rico ha insistido en la idea de que «el mejor plan para Garoña es Garoña» y ha remarcado que, cualquier otro posicionamiento, es «no poner los pies en el suelo». Ha reiterado, además, que el Partido Popular «siempre» ha sostenido que el apoyo financiero para la zona de influencia de la planta nuclear debía ser complementario a la propia central y no alternativo, como ahora se pretende.

Pese a ello, ha señalado que se buscarán fórmulas para mantener «cierto nivel de industria» en su zona de influencia, si bien ha recalcado que será algo «muy complicado» en ese territorio en concreto. En alusión al Partido Socialista, ha lamentado que quienes cerraron inicialmente la central hace seis años, pidan ahora un plan y ha recordado que el Ejecutivo socialista de José Luis Rodríguez Zapatero anunció, «hasta que los españoles aprendieron la lección y le echaron del Gobierno», una serie de medidas por valor de 950 millones de euros para la zona que no llegaron a materializarse. «No se hizo absolutamente nada», ha puntualizado.