Driss Faseh, presunto asesino de su esposa Rachida Nour, escoltado por la policía para asistir al juicio
Driss Faseh, presunto asesino de su esposa Rachida Nour, escoltado por la policía para asistir al juicio - ICAL
Tribunales

La fiscal destaca la «violencia» de la paliza que mató a Rachida

Las pruebas practicadas tras ser encontrada confirman que el presunto asesino, su marido, se ensañó con la víctima: «Tenía golpes por todo su cuerpo»

SoriaActualizado:

La fiscal y el letrado de la familia de la mujer asesinada en Soria en junio de 2015 han apuntado que fue el marido quien mató a Rachida Nour, tras darle una «brutal paliza» y acabar con su vida mediante la asfixia, una versión rechazada por el abogado defensor que señala que fue una tercera persona.

La fiscal ha asegurado que las pruebas practicadas durante la instrucción le han llevado a mantener la culpabilidad del acusado en el asesinato de Rachina el 22 de junio de 2015 y ha afirmado que «tenía golpes por todo su cuerpo», se ensañó con la víctima «con gran violencia y, al menos, le dio ocho golpes en la cabeza».

Además ha insistido en que el acusado, D.F., de nacionalidad marroquí, como la víctima, presentaba, en el momento de la detención, los manos totalmente enrojecidas «hinchadas», y con lesiones en los nudillos.

Intento de eliminar pruebas

También ha afirmado que del resultado de la autopsia no se puede deducir que la muerte de Rachida se produjera por una caída en la ducha, como defendió el acusado. Además ha explicado que el acusado realizó la primera llamada a su hermana, en lugar de al servicio de emergencias 112 o a la Policía, y que ésta acudió al domicilio de la fallecida para eliminar pruebas, según reflejan las testificales periciales.

«Había ropa lavada por todos los sitios del piso. Y los cojines del sofá ya puestos y la hermana se puso a fregar el suelo», ha puesto de manifiesto la fiscal.

El médico del servicio de emergencias 112 certificó, según ha recordado la fiscal, que la mujer llevaba muerta mucho tiempo cuando llegaron las asistencias una hora y cuarto después del asesinato.

La abogada de la familia de la fallecida, Asunción Isla, ha ratificado la versión del Ministerio Fiscal y la petición de una pena de 20 años de cárcel para el acusado.