Entrega del XII Premio NAcional de Periodismo Miguel Delibes en el año 2007
Entrega del XII Premio NAcional de Periodismo Miguel Delibes en el año 2007 - ICAL
Obituario

Fallece el filólogo, escritor y columnista Tomás Hoyas

En 2007 fue galardonado con el XII Premio Nacional de Periodismo Miguel Delibes

ValladolidActualizado:

El filólogo, escritor y documentalista Tomás Hoyas, columnista habitual en la prensa vallisoletana durante los últimos años, ha fallecido este martes a los 62 años de edad, ha informado el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, antes de participar en la presentación del cartel de la Semana Santa 2018.

Licenciado en Filología Románica, Tomás Hoyas (Valladolid, 1955) impartió clases de literatura española en varios colegios de su ciudad natal, trabajó en el Centro Nacional de Documentación Teatral y fue redactor jefe para suplementos en la Agencia de Noticias Ical.

Dentro de su relación con los medios informativos, también fue director y presentador de programas culturales de Radio Televisión de Castilla y León (RTVCYL).

En 2007 fue galardonado con el XII Premio Nacional de Periodismo Miguel Delibes, del que dos años antes había recibido una mención, por un artículo publicado en el rotativo El Mundo-Diario de Valladolid.

Fue jefe del área de Opinión de este periódico y firmó alguna de las guías culturales, turísticas, históricas, artísticas, sociales y gastronómicas que El Mundo-Diario de Valladolid ha editado y distribuido durante la última década.

Aprendió a leer de la mano de su madre y la temprana lectura de novelistas como Julio Verne y Emilio Salgari le marcaron el territorio de la palabra, que enseñó a través de la historia de las letras españolas e hizo uso de ella como columnista en varios medios impresos donde se confesó devoto del esperpento de Valle-Inclán, basado en la deformación de la realidad para enfocar la verdad.

El pasado 4 de enero, en la página 3 del diario El Norte de Castilla, con el que colaboraba desde 2014, publicó su última colaboración impresa, con el título de «Mediación», dentro de su habitual columna («Cosas de Ansúrez»).

En apenas cuatro párrafos, Hoyas firmó una radiografía de la sociedad actual con los inmigrantes, apátridas, confinados, asilados y refugiados como una realidad emergente que había que atender como en su opinión hace en Valladolid la Red Íncola, a la que dedicó un comentario elogioso e insinuó la necesidad de seguir su ejemplo.