Educación

La evolución también se enseña desde el yacimiento de Atapuerca

Escolares de toda España aprenden de las excavaciones de la Sierra burgalesa

José Manuel Bilbao, Antonio Méndez y Eudald Carbonell, al renovar el convenio
José Manuel Bilbao, Antonio Méndez y Eudald Carbonell, al renovar el convenio - R. ORDÓÑEZ

Casi 28.000 escolares de toda España, especialmente de Castilla y León, Madrid y el País Vasco, han pasado desde 2015 por las visitas a los yacimientos de Atapuerca, declarados Patrimonio de la Humanidad, donde pueden conocer de primera mano las claves de la evolución humana gracias a la colaboración de la Fundación Atapuerca y la Caixa para la formación de científicos divulgadores.

El vicepresidente de la Fundación Atapuerca y codirector del Equipo de Investigación, Eudald Carbonell, destaca la importancia de que la formación que se ofrece a los escolares en materias como la evolución humana «esté plenamente actualizada» e incorpore los hallazgos e investigaciones que se realizan cada año. «No puede ser como cuando nosotros estudiábamos, que un libro permanecía años, hay que estar a la última porque las nuevas investigaciones cuestionan, amplían las teorías antiguas», explica Carbonell.

Por eso, a través de este convenio, se apuesta por acercar a los escolares a los yacimientos de Atapuerca para visitar el lugar donde se han encontrado restos de nuestros antepasados desde hace casi dos millones de años. Pero el acercamiento va «más allá» de una visita turística sino que se trata de explicar la evolución humana en el entorno en el que se ha producido y con la formación científica adecuada de los guías.

El programa arrancó en 2015 y José Manuel Bilbao, director territorial de la Caixa de Castilla y León y Asturias, y Antonio M. Méndez, presidente de la Fundación Atapuerca, renovaron este convenio a pie de yacimiento y en plena campaña de excavaciones. Con una financiación de 40.000 euros, el objetivo es costear la formación de científicos divulgadores del proyecto Atapuerca, quienes a su vez aporten formación científica al equipo de monitores de la Fundación Atapuerca encargado de transmitir directamente en las visitas escolares los conocimientos científicos sobre la evolución humana.

A lo largo del año 2016 han sido 27.733 los escolares que han realizado estas visitas formativas a los yacimientos de Atapuerca, cuyo recorrido y discurso didáctico ha sido diseñado específicamente para ellos. En este sentido, con la colaboración de la Caixa, la Fundación Atapuerca ha formado a los guías, pero también adaptado los contenidos de la visita a los yacimientos, al Centro de Arqueología Experimental (CAREX) y diseñado talleres didácticos para las diferentes edades de los escolares.

Flora y fauna

Además, este año se incorporarán también para los escolares las nuevas visitas a los yacimientos desde otro punto de vista, como son «Atapuerca natural», que permite conocer la evolución de la flora y la fauna del entorno de la sierra burgalesa, y «Atapuerca espeleo», que ofrece la posibilidad de entrar en una de las cuevas del complejo kárstico.

La formación de los monitores arranca ahora en la campaña de excavaciones, donde participan tutelados por el Equipo de Investigación, pero además, a lo largo del año participarán en jornadas científicas, cursos de formación, de prevención de riesgos o atención integral al visitante.

A partir de ahora el objetivo es mantener el grado de satisfacción de los visitantes, principalmente de los alumnos y estudiantes de los centros educativos, y acercar el conocimiento de la evolución humana y de los yacimientos de la Sierra de Atapuerca, no solo a las visitas de colegios sino a todos los escolares interesados en la ciencia y la evolución humana.

Toda la actualidad en portada

comentarios