Mauricia Ibáñez, a la salida de los juzgados de Burgos - ICAL | Vídeo: En agosot, Mauricia Ibáñez dio a luz a los 64 años (ATLAS)
Sociedad

Encuentran una familia para los mellizos de la mujer que fue madre a los 64 años

La progenitora rechaza la acogida, que ha comenzado de forma paulatina con una pareja de Castilla y León

ValladolidActualizado:

Una familia de Castilla y León acogerá a los mellizos de Mauricia Ibáñez, la mujer que sorprendió al mundo al tener dos hijos con 64 años tras someterse a una fecundación in vitro en Estados Unidos. El proceso para la selección ha sido «largo y complicado» porque habitualmente las personas que se ofrecen suelen preferir convivir con un único menor. Una vez superado este «hándicap», ya ha comenzado el periodo de acoplamiento en el nuevo hogar de los pequeños que, según detalló a ABC la gerente de Servicios Sociales de Burgos, María Antonio Paniego, se espera sea «breve» al tratarse de dos niños de poco más de un año de edad.

Mientras, la madre «no quiere colaborar» ante este «cambio de situación». Tras reunirse con ella en el trámite de audiencia contemplado en la ley, «no lo apoya de momento», pero el proceso «sigue adelante». En este punto, Paniego recalca que lo que se pretende siempre es que se pueda dar «una futura reunificación» con su madre y para ello «es fundamental que mantenga la vinculación con ellos». como ha ocurrido hasta ahora y como sucedería si acepta las condiciones que le ofrece la Junta con esta nueva familia.

Juicio pendiente

Se da la casualidad de que el próximo martes se celebra en Burgos la vista sobre el recurso de la madre a la decisión de la Junta de asumir la tutela de los menores. Al respecto, la gerente confía en que el juez les dé la razón porque «hemos hecho todo de forma muy pensada».

Hay que recordar que tras la sorpresa por el nacimiento de los mellizos a sus 64 años, Mauricia perdió su custodia pocos días después de comenzar la convivencia en su casa al detectarse «indicios de desprotección por desamparo», como ya le ocurrió con su hija mayor, que tuvo con 58 años y que en la actualidad reside con un familiar en Canadá.

En esta ocasión, el seguimiento de los servicios sociales se produjo desde el mismo nacimiento. Los médicos aconsejaron «apoyos» para la madre «durante las 24 horas del día», además de que la madre se comprometió a una serie de circunstancias básicas» que son los que habría «incumplido» al «apreciarse cierto riesgo para los menores».