El embalse de Aguilar de Campoo (Palencia) en uno de sus niveles más bajos
El embalse de Aguilar de Campoo (Palencia) en uno de sus niveles más bajos - ICAL
Sequía

La cuenca del Duero supera la situación de sequía prolongada

Acaba con la situación de alerta por primera vez en trece meses

ValladolidActualizado:

La cuenca del Duero ha superado técnicamente la situación de sequía prolongada al pasar este lunes el indicador de alerta al de prealerta por primera vez en los últimos trece meses, por lo que ha decidido flexibilizar las medidas restrictivas de uso.

Esta decisión la ha adoptado la Comisión Permanente de la Cuenca del Duero, reunida en Valladolid, después de que considerara el incremento de las reservas de agua que han pasado del 32 al 85 por ciento de capacidad almacenada tras las numerosas borrascas.

Según la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), este incremento permitirá un desarrollo normal de la campaña de riegos salvo en algunos sistemas, como el Pisuerga-Bajo Duero.

El informe mensual de la sequía confirma que, a principios de abril, había cinco subzonas en nivel de normalidad -Arlanza, Alto Duero, Riaza-Durantó, Cega-Eresma-Adaja y Bajo Duereo-, cinco en prealerta -Aliste-Tera, Órbigo, Esla-Valderaduey, Pisuerga y Tormes-y tres en alereta -Carrión, Águeda y Támega-Manzanas-.

Aunque la cuenca del Duero sale «técnicamente» de la situación de sequía prolongada, sigue vigente el Real Decreto que declaraba la sequía hasta el próximo mes de septiembre y adoptaba medidas excepcionales para la gestión de los recursos.

En uso de sus atribuciones, la Comisión Permanente de la Sequía en la Cuenca del Duero ha decidido flexibilizar las medidas restrictivas sobre los derechos de los usuarios aplicadas durante la campaña de 2017, aunque ha pedido que se mantengan una especial vigilancia este próximo verano en los sistemas donde aún no se cubre la totalidad de la demanda.

En esta situación de vigilancia especial se encontrarían en la actualidad los sistemas Carrión y Pisuerga-Bajo Duero, con unas dotaciones de agua por hectárea para regadío inferiores a las habituales que se podrían revisar al alza en sendas juntas de explotación previstas para primeros de mayo.

La Comisión Permanente ha conocido los datos del agua almacenada a fecha de hoy en los dieciocho embalses gestionados por la CHD, que llega a los 2.448 hectómetros, lo que representa 23 por ciento más que el año pasado y casi siete puntos por encima de la media de los últimos diez años.