Pequeños cofrades participan en una de las procesiones de Valladolid
Pequeños cofrades participan en una de las procesiones de Valladolid - F. BLANCO
Sociedad

Cruzada de las cofradías para unir las vacaciones escolares a la Semana Santa

Anuncian «medidas de presión» si la Junta no las hace coincidir el próximo curso y los siguientes

ValladolidActualizado:

La Semana Santa y las vacaciones escolares deben ir unidas, al menos en Castilla y León. Con esa máxima las cofradías de Semana Santa de la región han plantado cara a la Consejería de Educación -que, prácticamente, ya ha fijado que el descanso de los estudiantes en ese periodo el próximo curso no coincidirá con la Semana de Pasión- y han iniciado una cruzada con el objetivo de que el departamento dirigido por Fernando Rey dé marcha atrás tanto en el ciclo 2017-2018 como en los sucesivos. Amenazan además con llevar a cabo «medidas de presión» si no se corrige esa «insensatez».

Tres cartas ha enviado la Asamblea de las Juntas de Semana Santa para hacerse oír ante el Gobierno autonómico cuyos destinatarios son el presidente del Ejecutivo regional, Juan Vicente Herrera, y los consejeros de Cultura y Educación, María Josefa García Cirac y Fernando Rey. Después de tres años en los que vacaciones escolares y Semana Santa han ido de la mano, con «un incremento» tanto en el número de cofrades como de visitantes, las hermandades se han encontrado este año con una «desagradable sorpresa», aseguran en el documento remitido al responsable de Educación. Y es que en 2018 las vacaciones escolares comenzarán el Miércoles Santo y se prolongarán siete días más después de que finalice la Semana Santa.

La propuesta de las cofradías es que el periodo de descanso comience el Viernes de Dolores y finalice el Lunes de Pascua y así lo han hecho constar por escrito a la Consejería hasta en cinco ocasiones sin obtener respuesta, explican en su carta. Así que, en esta ocasión, la sexta, los cofrades han decidido elevar el tono de su reclamación y exigir a Educación que «proteja, de una vez por todas, como se merece una celebración tan ancestral y participativa». Respaldan el escrito las juntas de Ávila, Valladolid, Segovia, León, Zamora, Salamanca, Palencia Burgos, La Bañeza, Nava del Rey, Medina del Campo, Benavente, Ponferrada, Tordesillas, Astorga, Peñafiel, La Granja de San Ildefonso y Toro.

«Inyección económica»

No es sólo que sea una tradición muy arraigada en tierras castellano y leonesas, destacan, ni el «esfuerzo» de padres y abuelos para que sus hijos mantengan viva la llama de la Semana Santa, sino que se trata además de una «inyección económica» para los empresarios, hoteles, restaurantes y comercios y de un periodo en el que se crean «un gran número de puestos de trabajo» para atraer a miles de visitantes, gracias, en parte, a los ocho festejos declarados de Interés Turístico Internacional en la región.

Si los estudiantes deben ir a clase durante los días de la Semana de Pasión, la participación en las procesiones se verá «menguada» y se verá «muy desfavorecido» el incremento económico, argumentan. La medida es «totalmente desacertada», expresan los representantes de las cofradías que animarán a protestar a instituciones y otros sectores que se puedan ver afectados por esta «pésima decisión».

Equilibrio

El equilibrio entre el segundo y el tercer trimestre y «criterios pedagógicos» son las razones que aporta a ABC la Junta de Castilla y León para justificar la modificación de las vacaciones de Semana Santa el próximo año. Pese a no estar aún publicado en el Boletín Oficial de la Comunidad -se hará antes del 31 de mayo-, Educación asegura que en el proceso de tramitación -la propuesta con las fechas ha pasado por las direcciones generales, por la mesa sectorial del ramo y por el Consejo Escolar- «en ningún momento se ha recibido ninguna alegación» al respecto. Explica también que se está preparando una Orden marco en la que se regulará eel proceso por el cual ayuntamientos, centros y consejos es