El joven Javier de Castro, con tres de las obras que ha ilustrado
El joven Javier de Castro, con tres de las obras que ha ilustrado - D. MARTÍN
Cultura

«El cómic me permite contar la historia que quiero sin grandes producciones»

El joven leonés Javier de Castro fue elegido como Autor Revelación en el Salón del Cómic de Barcelona

ValladolidActualizado:

No es la primera vez que el dibujante leonés Javier de Castro visitaba el Salón Internacional del Cómic de Barcelona en calidad de profesional, pero esta vez se vino con un pan bajo el brazo: el premio al Autor Revelación. ¿Un aldabonazo para un jovencísimo ilustrador (León, 1990)? «Supongo que sí, ¡todavía no me lo acabo de creer!», sostiene mientras continúa digiriendo el galardón.

Comenzó su pasión por la ilustración «de pequeño». Le gustaba «mucho» leer cómics y de una manera natural comenzó a cogerle gusto al lápiz. «Ya no lo solté». El mundo profesional llegó más tarde. Primero la autoedición de unos cuantos fanzine («Oiga mire», «Posdata», «Agustín»....) para darse a conocer: «Descubrí en el cómic un medio muy interesante con muchas posibilidades. Podía contar la historia que quisiera sin necesidad de grandes producciones. Era yo solo ante el papel».

Así, tras estudiar en la Escuela de Arte y Superior de Conservación y Restauración de Valladolid, en el año 2014, dio el salto profesional con un libro ilustrado, «Ilustrofobia», al que le siguieron las novelas gráficas «Sandía para cenar», «La última aventura» -un homenaje a las aventuras clásicas del cine B- y «Que no, que no me muero», que el pasado 5 de mayo llegaba a las librerías y en la que su autora, María Hernández, plasma la enfermedad del cáncer de una manera cercana, real y sin tapujos: «Me gustaron mucho sus relatos porque encajan en mi forma de ver las cosas. Me lo tomé como una historia costumbrista, no lo intenté tratar con más delicadeza, era como cualquier otra historia».

Sus referentes

A Javier de Castro le cuesta mucho definir su estilo y estética: «Me gusta mucho la limpieza en el trazo, que se vea todo nítido, y a la vez, jugar con la composición».

¿Sus artistas de referencia? «¡Muchos!», aunque entre sus favoritos nombra a Max, el historietista Daniel Torres... Y, sobre todo, «la línea clara de los ochenta, autores como el estadounidense Chris Ware (Franklin Christenson Ware).

«No voy a pedir que la gente lea cómics cuando no se acerca a la literatura»

Considera que el cómic español está viviendo «un momento muy bueno en un sentido creativo, haciendo cosas nuevas...», aunque opina que a nivel comercial todavía no termina de despegar: «Es un problema de toda la cultura. No voy a pedir que la gente lea cómics cuando no se acerca a la literatura».

Jesús Redondo (el dibujante de «El capitán Trueno»), Enrique Corominas (portadista de las ediciones españolas de «Juego de tronos»), David Aja (elegido en el Comic Con de San Diego en varias ocasiones como mejor portadista y dibujante por su trabajo en «Ojo de Halcón» para Marvel)... La nómina de dibujantes e ilustradores castellano y leoneses con nombre a nivel internacional no deja de crecer: «Quizá se deba a que al no estar en Madrid o Barcelona tengamos que currárnoslo un poco más», sostiene Javier de Castro.

Por lo pronto, este joven leonés apunta maneras. Habrá que seguirle la pista.