Un joven intenta encender las bolas
Un joven intenta encender las bolas - ICAL
SOCIEDAD

Cerca de 3.000 personas cumplen con el Toro Jubilo de Medinaceli

El festejo se celebró sin incidentes y sin presencia de colectivos animalistas

SORIAActualizado:

Cerca de 3.000 personas volvieron a revivir la pasada medianoche, en la localidad soriana de Medinaceli, una de sus tradiciones más polémicas y centenarias, el Toro Jubilo, en la que un astado recorre la localidad con teas de fuego. El festejo se desarrolló sin incidencias de seguridad, aunque fue más corto de lo habitual debido a que las bolas de fuego que portaba el animal estuvieron menos tiempo del habitual en llamas.

«La gente está contenta porque se ha cumplido con la tradición, aunque con mal sabor de boca porque estuvo poco rato ardiendo», dijo a Ical el alcalde de la localidad, Felipe Utrilla. Por tanto, un año más y en medio de una plaza Mayor alumbrada únicamente por las luminarias que se encienden en este improvisado ruedo taurino, se procedió a la suelta del animal, que tiene la particularidad de llevar encendidas unas astas sobre una estructura que simula la cornamenta.

Además, la fiesta de carácter taurino, fue «muy tranquila» y se desarrolló sin incidencias, aunque hubo que desalojar a ocho personas del recinto de seguridad acotado, al no cumplir con el sistema impuesto en el que los asistentes tenían que portar una pulsera, según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno en la provincia. Además, por primera vez, no hubo manifestaciones de partidos animalistas en la localidad.

De forma previa, en este municipio soriano se celebraron dos manifestaciones en apoyo a la fiesta centenaria, que data de 1490, organizadas por dos colectivos locales. La primera de ellas, tuvo lugar en la tarde de ayer, promovida por la Asociación Toro Jubilo y bajo el lema «Por nuestras tradición y nuestras raíces». La segunda, celebrada ya en la noche, fue organizada por la Asociación de Vecinos del pueblo para respaldar el carácter tradicional del festejo, con el eslogan «Por el respeto a nuestras tradiciones».