El curso pasado, el alumnado se redujo en 636 alumnos en las enseñanzas de régimen general
El curso pasado, el alumnado se redujo en 636 alumnos en las enseñanzas de régimen general - F. HERAS
Educación

Castilla y León perderá un 16% de potenciales alumnos en doce años

Hasta 2029, la población en edad escolarizable se reducirá en casi 100.000 personas

ValladolidActualizado:

Hace tiempo que todos -partidos políticos y agentes económicos y sociales- saben que uno de los principales problemas que padece Castilla y León es la despoblación. Por eso, desde distintos ámbitos trabajan para buscar un remedio que ponga fin a la sangría demográfica que vive la región. Las previsiones no son nada halagüeñas. De hecho, las estimaciones apuntan a que la pérdida de habitantes seguirá en los próximos años hasta el punto de que Castilla y León será una de las autonomías más afectadas -un 8,3 por ciento menos en quince años, según el Instituto Nacional de Estadística (INE)-.

Las aulas regionales no escaparán de esta situación y, si nadie lo remedia, en doce años habrán perdido un 15,8 por ciento de sus alumnos potenciales, según advierte un informe del Consejo Escolar del Estado. La estimación es que en 2029 la población en edad escolarizable de Castilla y León (los menores de 25 años) se reducirá en casi 100.000 personas. Pasará de 510.535 en 2015 y 429.744 en 2029.

Lo cierto es que no sólo la Comunidad verá caer el número de asistentes a sus aulas, sino que, según el estudio, serán todas las regiones las que perderán estudiantes a lo largo de la próxima década, salvo Melilla y Ceuta, las únicas que verán aumentar algo el alumnado (0,8 y 7,6, respectivamente).

«Notables diferencias» entre autonomías

Sin embargo, la región se sitúa en los primeros puestos y por encima de la media nacional del 12 por ciento. Encabeza el descenso de población escolarizable Canarias (17,7), seguida de la Comunidad Valenciana (16,9) y Extremadura (16,6). En cuarto lugar aparece Castilla y León, que según los datos aportados por el Gobierno regional, en el curso pasado (2016-2017) ya perdió 636 estudiantes sólo en las enseñanzas de régimen general.

Mejor parada sale la Comunidad en cuanto a los alumnos por clase y a la ratio de profesor por estudiante, variables que también incluye el análisis del Consejo Escolar del Estado sobre el curso 2014-2015.

Para Educación Primaria, la región cuenta con casi 19 alumnos por aula, una de las ratios más bajas de España. En Secundaria, esa cifra se eleva hasta los 23,2 estudiantes por grupo, también entre las menores del país.

Detecta además, «notables diferencias» entre comunidades en el número de estudiantes por profesor. Así, destaca que en las autonomías «con elevada dispersión de la población escolar», este indicador recoge valores más bajos, como es el caso de la Comunidad, con una media de 10,5 alumnos por docente.