El presidente provincial del PP, Jesús Julio Carnero, y el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, este pasado jueves
El presidente provincial del PP, Jesús Julio Carnero, y el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, este pasado jueves - F. HERAS
Política

Carnero niega a Puente: «No tiene sentido» la acusación de la agresión física

El alcalde de Valladolid no rectifica sus palabras y defiende que dice lo que piensa

ValladolidActualizado:

«¿Usted me ve a mi o a cualquiera de los concejales de este ayuntamiento miembros del Partido Popular de Valladolid en esa actitud? Yo creo que no». Con estas palabras, el presidente provincial de los populares, Jesús Julio Carnero, negaba las declaraciones del alcalde de la capital del Pisuerga, Óscar Puente, en las que apuntaba que veía a los ediles del principal grupo de la oposición en la «antesala de la agresión física» y decía sentir incluso «miedo» por ello. Este pasado jueves, el propio Puente no quiso dar marcha atrás sobre sus controvertidas palabras, aunque tampoco las volvió a pronunciar. «He dicho lo que he dicho y no voy a decir nada más», respondió. «Es que no hay nada que rectificar. Yo lo que digo, lo digo cuando lo pienso. Entonces, yo no ando ratificando ni rectificando», incidió ante las diversas preguntas sobre la polvareda levantada con sus insinuaciones.

Mientras, desde el PP, su máximo responsable a nivel provincial, a la vez que afirmaba que se trata de unas declaraciones «que no tienen ningún sentido», añadía que desde su formación «nos las vamos a calificar porque son incalificables».

«No lo voy a reiterar porque, si lo reitero, lo que estoy haciendo es contribuir a crispar más los ánimos», señalaba Puente, a la vez que se mantenía en sus trece: «Pero cuando digo las cosas es porque las pienso y porque las creo».

¿Pero ha sufrido algún intento de agresión física? «A mí, no», respondió. ¿Y algún otro concejal», «No quiere entrar en ello», respondió críptico e intentando pasar cuanto antes el trance de las cuestiones sobre el asunto y convencido de que su cuestionada actitud tendrá consecuencias positivas. «Espero que sirva como toque de atención para que esto se pare, así no podemos continuar», afirmó el regidor en alusión a la creciente tensión que se vive en el Ayuntamiento de Valladolid, especialmente entre socialistas y populares. Y el secretario regional del PSOE, Luis Tudanca, lamentó que Podemos se haya sumado a la «lapidación» de PP y Ciudadanos a Puente, una «pieza de caza mayor».

Tenso encuentro

Eso sí, él no va a ser el interlocutor. Tampoco, el portavoz de municipal del PP, Antonio Martínez Bermejo, a quien el alcalde ya dijo hace tiempo que no escucha y el martes expulsó del pleno. Las riendas de ese caballo desbocado ahora las asen ahora los máximos dirigentes a nivel provincial de ambos partidos: Jesús Julio Carnero (PP) y Teresa López (PSOE), quienes se reunirán la próxima semana para intentar un entendimiento y templar ánimos.

Aunque lo cierto es que ayer Puente y Carnero coincidieron en un acto en el que la tensión se cortaba cuchillo y ni abordaron el asunto. Ni siquiera el regusto de los caldos de la programación «Valladolid, Plaza Mayor del Vino», que se celebrará de 17 al 20 de mayo con catas, degustaciones y visitas a bodegas y denominaciones de origen, ayudó a pasar el mal trago. Saludo obligado entre ambos responsables institucionales, con coque de manos para las fotos no precisamente irradiando cordialidad, apenas unas palabras intercambiadas y rostros tensos.

Y ya concluida la presentación, cada uno hizo por su lado las valoraciones sobre las palabras de Puente, en las que también acusó a Carnero de «jalear» el revuelo de su grupo. «¿Usted me ve a mí con pinta o aspecto de que jalee?», se preguntó. Un entendimiento del que si Puente se mostró incapaz de alcanzar y lo derivó en su secretaria provincial, Carnero también situó como interlocutora a Teresa López. «Estoy convencido de que lo vamos a conseguir» y de que «llegaremos a un entendimiento sencillísimo y facilísimo», señaló. «Estamos obligados», afirmó el presidente del PP. «Yo he ido a todas las clases de Barrio Sésamo, hablando se entiende la gente», apuntó como fórmula para «rebajar» la tensión, a la vez que cuestionó que Puente considere que no tiene interlocutor del PP en el Ayuntamiento. «A mí no me parece difícil, sino todo lo contrario», dialogar con Martínez Bermejo, respondió Carnero después de que el alcalde asegurase sentirse «incapaz» y asegura que «no» tiene «capacidad de interlocución» con los populares.